Alerta de Fraude

 Hemos sabido que la Marca Red Bull ha sido usada ilegalmente por terceros para cometer actividades fraudulentas, especialmente en internet o a través de e-mail. El principal objetivo de estos esquemas de fraude es que las personas paguen dinero u obtener su información personal y financiera (conocido como “phising”) para posteriores acciones ilegales.

Es de gran importancia para Red Bull proteger su marca y que su nombre, logo y marca no sean usados para actividades fraudulentas. Red Bull hace todo lo posible para frenar estas actividades.

Por favor, tenga en cuenta que Red Bull no:

  • envía e-mails desde cuentas de correo públicas, p.ej. GMX, Hotmail, Gmail, etc.;
  • requiere pagos por gastos de administración, p.ej. campañas de publicidad, ofertas de trabajo, etc.;
  • entrega productos al cliente directamente después que el cliente haya hecho un pre-pago a un “distribuidor intermedio / intermediario” o a una “cuenta de depósito / garantía”.

No sea víctima de una estafa. Si la oferta parece demasiado buena para ser verdad, probablemente lo sea.

Cuando observe cualquiera de los puntos anteriores, por favor tenga en cuenta que probablemente esté delante de una estafa. Recomendamos firmemente verificar estos casos mediante:

  • verificar los antecedentes del proveedor;
  • analizar críticamente el sitio web para ver si parece profesional con la pertinente información de contacto, huella, etc.;
  • probar otras formas de contacto como otro teléfono, una dirección de e-mail alternativa, etc.;
  • buscar errores de escritura o gramaticales en el email o la página web.

Si aún tiene dudas de si está ante una estafa, recomendamos detener toda comunicación con la fuente e informar a la policía local.

Ejemplos comunes de fraude

  • 1. Estafa de la promoción. Los estafadores envían e-mails en que se informa a los receptores sobre una supuesta campaña de Red Bull en promoción. Para tener la oportunidad de ganar dinero con esta supuesta campaña promocional, se pide a los receptores enviar datos personales a través de un formulario. Red Bull no lleva a cabo ninguno de estos programas promocionales, concurso o parecido, y tampoco realiza estas actividades con terceros.
  • 2. Estafa de la lotería. Otra estafa usando la marca Red Bull consiste en contactar a personas mediante un mensaje electrónico (SMS, e-mail, etc.) informándoles que han ganado dinero en un concurso organizado por Red Bull. Red Bull no organiza ningún tipo de sorteos, ni participa en sorteos organizados por terceros.
     
  • 3. Estafa del empleo. En esta estafa, los estafadores crean falsas páginas web y/o envían falsos formularios de empleo no solicitados ofreciendo trabajos ficticios usando el nombre y la marca Red Bull para obtener datos personales. Red Bull no envía ningún formulario de empleo no solicitado ni pide a los candidatos el pago de ningún coste por sus aplicaciones, como gastos de correos, administrativos, etc.
     
  • 4. Estafa del anuncio en el coche. Los estafadores engañan a la víctima haciéndole creer que van a recibir una compensación económica por lucir publicidad de Red Bull en sus vehículos privados, pero las víctimas deben enviar datos personales en primer lugar. Esto es parte de un robo de identidad y un “phising” a gran escala. Red Bull no realiza este tipo de publicidad en ningún caso nunca ofrece a terceros incluir publicidad en sus coches privados.
     
  • 5. Estafa de la exportación / Estafa del producto inexistente. Los estafadores ofrecen productos de Red Bull por debajo del precio de mercado y habitualmente presentándose a sí mismos como distribuidores oficiales de Red Bull. Ofrecen productos de Red Bull a un precio muy favorable, sin embargo, requieren a las víctimas un pago anticipado antes de recibir los productos (pago por adelantado de una factura pro-forma, prueba de autenticidad del producto, documentos de envío, etc.). Los estafadores pueden también facilitar a los clientes falsos certificados de Red Bull para demostrar que son supuestamente un distribuidor oficial de Red Bull. Sin embargo, tras el pago por adelantado, el falso distribuidor desaparece y no cumple con su obligación de entregar los supuestos productos.

Si una oferta es demasiado buena para ser verdad, probablemente esté delante de una estafa. Por tanto, le recomendamos que analice muy detalladamente las supuestas ofertas y certificados y simplemente recomendamos evitar este tipo de negocios.

En caso de duda, por favor re-envíenos los documentos vía
brandprotection@at.redbull.com.