Los altibajos de la carrera de Carlos Sainz

La leyenda de los rallies y del Dakar nos guía a través de los 30 años de su carrera deportiva.
Por Anthony Peacock

Carlos Sainz es una de las verdaderas leyendas de los rallies: doble campeón del mundo, 26 victorias, 97 podios y 757 triunfos de etapa. Conocido como el “Rey” o “Matador” por su capacidad de estar en lo más alto, Sainz nos guía a través de todos sus altibajos de una carrera increíble que comenzó hace 30 años en el Rally de Portugal, y sigue siendo hoy tan fuerte como antaño en pruebas tan duras como el Rally Dakar.

Buenos recuerdos

Ganar la primera etapa en Portugal en su debut en el WRC

“Todo el mundo recuerda su primer rally del WRC y para mí fue en Portugal en 1987, como recompensa por ganar el Campeonato de España. Por supuesto, lo que nunca podría hacer predicho es que íbamos a ganar nuestra primera etapa. Sorprendido cuando sucedió y muy emocionado, sabía que teníamos la oportunidad de ser competitivos frente a los mejores pilotos de la especialidad. Nunca hubiera esperado lograr el éxito que finalmente logré en mi carrera, pero por supuesto lo he soñado, y soñar es gratis, especialmente cuando eres joven”.

Vencer su primer Rally en Grecia en 1990

“Cuando gané mi primer rally fue más un alivio que cualquier otra cosa. Había llegado tan cerca anteriormente, pero siempre sucedía algo: incluso el año anterior, en 1989, era el líder del RAC Rally con una gran ventaja hasta que tuvimos un fallo mecánico a falta de dos etapas. Así que mi reacción al ganar en la Acrópolis fue ‘¡Finalmente!, Podemos hacerlo’. Y, de hecho, todo fue mucho más fácil para partir de entonces. Más tarde, ese mismo año, gané mi primer título mundial”.

Ganador del Rally de Finlandia en 1990

“Esto fue muy especial para mí porque de lo que estoy más orgulloso en mi carrera es del hecho de que yo fui capaz de acabar con la era del especialista. Quería ser rápido en todos los terrenos y sabía que podía hacerlo. El hecho de que seas español no significa que solo puedes ir rápido en asfalto. Eso no tiene sentido para mí. Pero Finlandia es el rally de grava más especializado de todos y ganar allí significó que podíamos lograr el campeonato. Ningún piloto de fuera de Escandinavia había ganado antes en Finlandia”.

Ganar el Rally Dakar en 2010

“Después de terminar mi carrera en el WRC, tuve mucha suerte al encontrar un lugar en el equipo Volkswagen para correr en el Rally Dakar, que fue una gran aventura. Desarrollamos el coche y pronto se hizo competitivo. Finalmente gané, después de una pelea realmente dura con Nasser Al-Attiyah. Creo que fue el menor margen de victoria en la historia del Dakar. Por supuesto, la historia del Dakar continúa para mí dentro del equipo Peugeot, y creo que nuestra aventura seguirá el próximo año”.

Ganador del WRC de Argentina en 2004

“Estuve encantado de ganar en Argentina en mi último año completo en esta disciplina, ya que demostré que aún era competitivo desde el principio hasta el final de mi carrera. En realidad tenía un contrato para quedarme en Citroën en 2005, pero decidí no seguir porque quería estar seguro de seguir siendo competitivo y retirarme del WRC con mis propias condiciones. Argentina es uno de mis rallies favoritos asó que fue genial para mí conseguir la victoria allí”.

Ver a Carlos Jr debutando en la F1

“Mi hijo Carlos tuvo una buena carrera en los monoplazas y trabajó duro para llegar a la F1, por lo que verlo en el equipo Toro Rosso fue una gran satisfacción para mí. Creo que merece esta oportunidad, y hasta ahora está haciendo un muy buen trabajo”.

Malas experiencias

Carlos Sainz en su Lancia Delta en 1993
Sainz nunca ganó en su Lancia Delta en 1993 © Getty Images

Perdida in extremis del título en el WRC de 1998

“Fue uno de los momentos más famosos de mi carrera, pero está bien. Hay cosas peores, a nadie le gusta perder un campeonato del mundo, pero no hay otra que resignarse y dar un paso al frente. Gracias a que ya teníamos dos títulos mundiales… De lo contrario, ¡creo que habría llorado!”.

Nunca lograr ganar en un Lancia Delta

“Firmé para conducir un Lancia Delta para la temporada de 1993. Era un equipo privado, y creo que ha sido probablemente la única decisión que he tomado en mi carrera cuando de verdad dejé que mi corazón dominara mi cabeza. Era el final de su vida, por lo que no era precisamente competitivo y tuvimos algunos problemas de fiabilidad. Lo que lamento es que fue el único de mis coches que no pude ganar, al menos, una vez”.

Dakar 2016: Carlos Sainz se retiró del liderato
Sainz se retiró del liderato del Dakar en 2016 © Getty Images

Retirarse cuando iba líder en el Dakar 2016

“Una vez más, si nos fijamos en esto, no fue tan malo: tengo la suerte de haber disfrutado de una carrera con muchas más satisfacciones que desagrados. Sin embargo, fue decepcionante que estuviéramos al frente del Dakar y al final todo se fuera al traste a falta de unos pocos días de carrera. Eso siempre duele y más cuando el coche fue lo suficientemente bueno para ganar”.

Oír malas noticias

“La verdad es que solo hay dos puntos decepcionantes en mi carrera, y son los únicos que importan, Es cuando llegas al final de una etapa y escuchas que ha habido un accidente y a muerto un amigo o un colega. Lo he sufrido en dos ocasiones, y esos son los únicos momentos tristes, el resto es insignificante”.

Related
Carlos Sainz
read more about
Next Story