Nobody’s River con la fotógrafa Krystle Wright

Cuatro chicas exploran el Amur que transcurre entre Rusia y China y desemboca en el Océano Pacifico.
Las chicas de Nobody's River © Krystle Wright
Por Josh Sampiero

La fotógrafa Krystle Wright sabe lo que es la aventura. La australiana ha acampado en Baffin Island, remado en peligrosas aguas bravas e incluso sobrevivido a un accidente de parapente (¡mira la foto de abajo!). Tiene material almacenado en tres países diferentes para sus aventuras y media docena de ideas de locura en la manga.

¿Que es lo siguiente? El proyecto Nobody’s River, recorrer del río Amur con un grupo de chicas. Empezando con un día de viaje al norte de Ulaanbatar, cerca del lugar de nacimiento de Genghis Khan, a lo largo de 818 kms de aguas que fluyen a través de Mongolia a lo largo de la frontera entre Rusia y China y que desembocan finalmente en el Océano Pacifico.

En la foto de arriba están las tres americanas sobre las que va a documentar el viaje - Becca Dennis, Sabra Purdy and Amber Valenti – todas expertas piragüistas. Para Purdy una ecologista, el objetivo del viaje no es solo la aventura.

También va a recoger datos ecológicos de la mayor cuenca fluvial del hemisferio este. Este ambicioso viaje lleno de retos ya ha conseguido muchos apoyos. El equipo se ha asegurado una subvención de National Geographic Young Explorers, otra del Polartec Challenge y el patrocinio de Eddie Bauer y Keen.

Ben Cossey escalando el Taipan Wall
Ben Cossey Muro de Taipan © Krystle Wright

Mientras algunos tramos del río tienen aguas bravas moderadas, el principal obstáculo no son los rápidos sino conseguir los permisos.

“Cruzar la frontera de Mongolia a Rusia es complicado, existe una fuerte presencia militar a lo largo de la frontera entre Rusia y China, además de otros obstáculos de tipo logístico y político. Todo esto hace que este viaje sea particularmente complejo” indican en la página web del proyecto “Nobody’s River”.

En efecto – Las mujeres ya han planeado tener que portear sus equipos en un tramo del río que les costaría 50,000$ en sobornos solo por poder remar. Es solo una indicación de lo remoto que es el Amur.

Hernan Pitocco paisaje de montaña

Para Wright, es solo otro capítulo en su lista de exploración y aventura. En estos dos últimos años se ha caído en grietas, atravesado cortinas de hielo fino, viajado en motos de nieve, y oh, sí – ese accidente en parapente.

“Cuando estábamos despegando, el piloto tiró de la cuerda errónea y lo único que pude ver eran los bloques de rocas. Me desmayé en el impacto” recalca.

Después de ser sacada de la colina en la camilla, le llevó 12 horas llegar al hospital, donde le diagnosticaron una fractura en el pie, un hematoma en el estómago, una contusión ósea en la cadera izquierda, daños en los tendones del codo y del hombro, y diez puntos de sutura en la frente.

¿Ha estado haciendo parapente desde entonces? Claro que sí, al final siempre tiene un objetivo: “Todo es cuestión de cuánto riesgo estás dispuesta a asumir para conseguir una foto”

Krystle Wright sabe lo que es la aventura

¿Entonces, que es lo que más le atrae a Wright en la expedición “Nobody’s River”? Para ella la respuesta es sencilla. “¡Dos meses enteros sin ordenador ni correo electrónico – va a ser genial!” Esperamos ansiosos su regreso.

read more about
Next Story