Triple corona de Kenton Cool en el Everest: Fotos

El alpinista británico Kenton Cool, el primero en enlazar en travesía Nuptse, Everest y Lhotse.
El primero de los tres picos del desafío de Cool.
Ascensión al Nuptse, el primero de los tres picos © Kenton Cool
Por Brendan Leonard

En las primeras horas del 21 de mayo, el montañero británico Kenton Cool hollaba con sus pies la cima del Lhotse, a 8516 m de altura. Así culminaba su hazaña y se convertía en el primero que enlaza el Nuptse, el Everest y el Lhotse en una misma expedición. Estos tres picos conforman una suerte de herradura de picos de gran altitud, con el Everest en el centro. El Lhotse es la cuarta montaña más alta del mundo y el Nuptse, la vigésimo primera.

Dorje y Kenton Cool en la cumbre del Lhotse.
Kenton Cool y el sherpa Dorje, cima del Lhotse © Kenton Cool

Anteriormente, un puñado de alpinistas habían encadenado en travesía el Lhotse y el Everest, algunos en menos de 24 horas, pero nadie había intentado enlazar las tres cimas antes de Cool y el sherpa Dorje Gylgen que le acompañó.

El Nuptse es un pico que recibe pocas visitas, pero este año los sherpas han tendido cuerdas fijas hasta la cima para un grupo de clientes comerciales, lo que puede haber facilitado la ascensión en caso de que hayan echado mano de ellas. El primer intento de la pareja de ir a por los tres picos fue una semana antes, pero el 11 de mayo se abatió sobre la zona una tormenta que les obligó a retirarse del Everest. Una semana más tarde, Cool publicó un mensaje en Facebook para anunciar que volvían a probar suerte. “El desafío definitivo de la triple corona está ya en marcha. Hemos hecho cumbre en el Nuptse hace unas horas. Ahora nos encontramos en el collado sur”.

Abriendo huella en la ascensión al Nuptse © Kenton Cool

Cool llegó a la cima del Nuptse solo, sin Gylgen, a las 6 de la mañana del 19 de mayo, y alcanzó la cumbre del Everest a las 2 de la mañana del 20 de mayo, en total oscuridad. Se trataba de su undécima ascensión al pico más alto. Tras hacer cumbre el 21 de mayo en el Lhotse, los dos llegaron al campo base a las 11 de la mañana del mismo día. Cool es uno de los alpinistas más destacados del Reino Unido y ese mismo día comunicó vía Twitter que fue una de las semanas más duras de su carrera como montañero: “De vuelta en el campo base, tras una semana a gran altitud, estoy hecho polvo, agotado como nunca había estado”. Volvió rápidamente a Inglaterra y se puso allí en contacto con nuestro equipo para ofrecernos un puñado de imágenes exclusivas, como las que ves aquí.

Kenton Cool, retratado tras encadenar las cimas del Nuptse, el Everest y el Lhotse.
Kenton Cool en la tienda, tras culminar la hazaña © Kenton Cool

Entretanto, a las 9 de la mañana del 23 de mayo, Yuichiro Miura, con 80 años, se convertía en el más veterano que logra ascender al Everest. Miura es famoso por haber sido el primero en descender el Everest esquiando, el 6 de mayo de 1970 y ya había subido a la misma cima en 2003, con 70 años, y también en 2008, con 75 años. Miura recobra así el título arrebatándoselo al nepalés Min Bahadur Sherchan, de 82 años. Este último intentará devolverle el golpe, ya que el 26 de mayo partía del campo base camino de la cumbre.

Terreno seco y suelto: parte superior del Lhotse
Terreno seco y suelto: parte superior del Lhotse © Kenton Cool

El mismo 23 de mayo, el estadounidense Chad Kellogg abandonaba su intento de ascensión en velocidad a una altitud de 8305 metros, tras 14 y horas y media de subida desde el campo base. Kellogg tenía la intención de romper el récord de la ascensión más rápida a la cumbre del Everest desde el campo base y sin suplemento de oxígeno. El tiempo más rápido lo registró Marc Batard en 1990, con 22 horas y 29 minutos. Kellogg explicó que, sin las bombonas de oxígeno, no sería capaz de continuar soportando los vientos de 65 km/h sin sufrir congelaciones, aunque según los tiempos intermedios iba camino de llegar a la cima en 21 horas.

read more about
Next Story