Chaleco salvavidas Teqnic para olas grandes

Sobrevivir al revolcón de una ola grande es todo un reto y los nuevos chalecos reducen el riesgo.
Chaleco salvavidas negro Red Bull
Chaleco salvavidas Red Bull © Teqnic
Por Josh Sampiero

El surf de olas grandes va batiendo récords de año en año, con olas cada vez más grandes y bestiales, con tubos cada vez más profundos.

Tras múltiples incidentes en los que el chalecos salvavidas se había convertido en un complemento primordial, el rider Red Bull y surfer de olas grandes, Ian Walsh, decidió desarrollar un producto perfectamente adaptado a sus exigencias y retos. La empresa Teqnic, de San Diego, se unió al proyecto para ayudarle en el proceso.

El surfer de olas grandes Ian Walsh © Erik Aeder/Red Bull Content Pool

La meta era simple: mantenerse a flote, reducir volumen, aumentar la seguridad y ofrecer al mismo tiempo flexibilidad y libertad de movimiento para no mermar el surfing de Walsh.

El mayor problema fue la cremallera porque cuando Walsh impactaba contra el agua con gran violencia, tras una caída, los dientes solían saltar irremediablemente transformando el chaleco en un lastre inútil.

La solución de Tecniq fue simple: reducir la cremallera. Al acortarla en la mitad frontal se dieron cuenta de que se reducía mucho el efecto de “explosión” de la cremallera. La idea también tenía otra ventaja: poder incluir más espuma en el panel superior para aumentar la flotabilidad y reducir el tiempo pasado bajo el agua.

La otra gran innovación vino de los materiales utilizados: una nueva espuma ecológica de gran flotabilidad llamada HydroZONE, 30% más ligera y con 10% más de flotabilidad. Pero eso no era todo, la nueva materia no chupaba nada de agua lo que suponía que el chaleco no ganaba peso con el uso.

Ian Walsh se enfrenta a un monstruo en Jaws © Fred Pompermayer/Red Bull Content Pool

Aunque esta nueva espuma no ha llegado todavía al mercado de gran consumo, tiene un gran potencial para aportar un gran nivel de seguridad al surf de olas grandes y a otros deportes extremos acuáticos donde pueden ocurrir inmersiones súbitas y profundas.

Más seguro, más resistente y con mayor flotabilidad. ¿Cuál será el próximo reto? Surfear olas cada vez más grandes.

read more about
Next Story