Aligera la carga con: mosquetones Edelrid 19 G

Llegar a las cimas más altas será más fácil gracias al mosquetón Edelrid, el más ligero del mercado.
Mosquetón Edelrid 19 G Karabiner © Edelrid
Por Toby Archer

No hay deporte donde el peso del equipamiento sea más importante que en la escalada, donde cada gramo cuenta. Las marcas trabajan muy duro para aligerar el peso de sus productos y el diseño de mosquetones no es ninguna excepción.

Es imperativo poder equilibrar ligereza con resistencia y ergonomía. Con la introducción, en los años 90, de los modelos de tipo wire-gate y de forjados más complejos, los mosquetones se hicieron más ligeros y resistentes pero sin cambiar de tamaño con respecto a los modelos más tradicionales. Con el tiempo, empezaron a producirse también modelos más pequeños, ultra-ligeros.

Los escaladores deportivos suelen preferir mosquetones más grandes, voluminosos y fáciles de clipear pero numerosos son los montañeros que prefieren optar por versiones reducidas para ganar peso. En qué momento lo “pequeño” se transforma en “demasiado pequeño” es una cuestión de gusto personal y depende mucho del tamaño de la mano y del estilo de clipeado. En cambio, elegir mosquetones más pequeños para la parte secundaria de su equipamiento puede ser un compromiso interesante.
 

Edelrid 19 G montado © Edelrid

El mosquetón Edelrid Nineteen G es el más ligero y resistente del mundo. Es el primero que pasa por debajo de los 20 gramos y es difícil no admirar su ligereza. ¡Cuatro mosquetones Edelrid Nineteen G pesan como ocho convencionales!

Los Edelrid Nineteen G permiten ganar un peso considerable así que la pregunta siguiente es: ¿qué tienen de malo? Son pequeños y clipear exige destreza. Puede que no sean la primera elección de algunos pero para los aventureros que consideran el peso como un valor fundamental, he aquí un tesoro de ligereza.
 

read more about
Next Story