Nuevo récord del mundo de slackline

Mich Kemeter no anda sobre el agua… lo hace por encima de ella.
A mitad de camino todavía queda mucho por recorrer © MirjaGeh.com Photography
Por Josh Sampiero

El austríaco de 25 años ha batido su propio récord con una travesía de slackline de 250 metros sobre un lago alpino de gran altitud. ¿Parece fácil? No tanto. A pesar del impresionante currículum de Kemeter, le han hecho falta 35 intentos durante 20 días para completar el reto con éxito.

“Andar encima del agua es increíblemente difícil,” explica Kemeter. “Tienes una profundidad de percepción y un marco de referencia muy malos.”
 

© MirjaGeh.com Photography

A pesar de caer al agua tras cada fallo, la experiencia no tenía nada de agradable puesto que el Lago Verde lo alimenta nieve fundida de las montañas colindantes y su temperatura no pasa de los 7 grados.

¿Quieres saber qué podría desequilibrar al austríaco? Bueno, casi nada para ser honestos. “En cuanto te desequilibras un poco a un lado la línea te manda por los aires,” explica Kemeter. Además, en una región montañosa, los vientos fuertes se pueden levantar de golpe, complicando el reto. Una vez, Kemeter se cayó a tan sólo 6 metros del final, ¡un verdadero test de paciencia!
 

Para largas distancias hace falta concentración © MirjaGeh.com Photography
La recta final © MirjaGeh.com Photography

La travesía duró 20 minutos y exigió que mantuviera los brazos extendidos a ambos lados durante todo el ejercicio.

¿Y lo más importante? Respirar. “Para relajarme.” Kemeter dominó todas sus técnicas de respiración y de concentración durante su pasada carrera de campeón de tiro. Ahora las aplica en su nueva carrera que consiste en andar sobre tiras finas de tela.
 

El lago liso indica que no hay nada de viento. © MirjaGeh.com Photography

Otra gran curiosidad es la slackline casera fabricada para el reto en cuestión. “Es de fibra de Dynema y es tan ligera que flota.”

Aunque esté tendida a gran presión (hasta 1,6 toneladas) no se rompe. “Ha sido pensada para aguantar hasta 4 toneladas,” explica Mich. “Pero si se rompiera, me llegaría disparada a la cara a 300 metros por segundo y está claro que me heriría.”
 

La línea está tendida con 1,6t de presión. © MirjaGeh.com Photography

2013 está siendo un buen año para el aventurero que también es escalador en libre apasionado y BASE Jumper. “Este año he hecho una escalada en libre buenísima con un descenso en BASE, en Italia. También he escalado y saltado un edificio enorme en China,” nos cuenta Kemeter. “Fue divertido, ¡salí en todos los periódicos del país!”

Descubre mucho más sobre Mich Kemeter en su página web.
 

read more about
Next Story