La odisea antártica inacabada

Dos exploradores británicos están intentando terminar la aventura polar del legendario Capitán Scott
Saunders caminará hasta el polo sur y vuelta © Andy Ward
Por Andy Pag

Es una de las aventuras polares más famosas de la historia. En 1912, el Capitán Robert Scott y sus hombres murieron dentro de la tienda a causa del agotamiento y del hambre, después de fracasar en su intento de ser los primeros hombres en alcanzar el Polo Sur.

Cien años más tarde, los exploradores británicos Ben Saunders, de 35 años, y Tarka L’Herpiniere, de 32 años, esperan repetir y completar la ruta de Scott al Polo Sur. Salen esta semana hacia el continente helado.

Este reto, que no contará con ninguna ayuda exterior y que no se ha intentado en 101 años, combinará la más alta tecnología del momento con el intento de llevar los límites físicos de la naturaleza humana al límite.

Saunders ha liderado varias expediciones polares. © Andy Ward

“Llevo casi 10 años trabajando en este proyecto” reconoce Saunders. “Siempre me ha fascinado. La mayoría de la gente ha oído hablar del Capitán Scott y conocen la historia de forma muy vaga. El hecho de que nunca completase su ruta ha sido como una llamada para mí.”

La expedición intentará repetir la ruta exacta del Capitán Scott al Polo Sur y su vuelta a la costa del antártico a pie. Es el equivalente a 69 maratones seguidas, en unas temperaturas de hasta 50ºC bajo cero y quemando una media de 6.000 calorías diarias.

Se trata del primer viaje de Saunders al Polo Sur, y desde luego podría haber empezado por algo más asequible que esta ruta de 2.800kms, la más larga sin ayuda exterior nunca intentada. Pero como él mismo dice “siempre he admirado a los pioneros, y no tengo interés en hacer algo a menos que esté intentado superar los límites entre lo posible y lo imposible.”
 

Esto ha sido un sueño de 10 años para Saunders. © Andy Ward

Para filmar esta expedición, con un presupuesto de 1.7millones de euros, Saunders y L’Herpiniere utilizarán un software creado expresamente por Intel que les permitirá subir imágenes y vídeos durante el camino. Este dúo cargará con todo su equipo, y provisiones para cuatro meses, en trineos de 200kg de peso, y dejarán comida y carburante en lugares estratégicos para utilizarlos durante el viaje de regreso. Ni siquiera aprovecharán para coger provisiones cuando alcancen la estación polar habitada en el Polo Sur.

Las dos últimas aventuras de Saunders han sido víctimas de la mala suerte. En 2010, cuando estaba intentando establecer el récord del mundo de esquí al Polo Norte, una de sus fijaciones se rompió.

Como llevaba una carga mínima, no disponía de piezas de recambio y tuvo que abandonar. Un año más tarde lo intentó de nuevo, pero el mal tiempo le bloqueó durante tres semanas en Resolute, en el Norte de Canadá, hasta que decidió abandonar.

En 2004 Saunders se convirtió en la persona más joven en alcanzar el Polo Norte con esquís, con apenas 26 años de edad. Durante la década siguiente lideró 10 expediciones a través del hielo ártico hasta el Polo Norte, y a través de los desiertos helados de Groenlandia.

Ha sufrido ataques de osos polares, congelaciones y una vez estuvo a punto de ser abandonado sobre una placa de hielo, que se iba desintegrando muy rápidamente, por el avión que tenía que recogerle.
 

El entrenamiento ha sido muy duro. © Andy Ward

El viaje del Capitán Scott es una de las expediciones más legendarias y controvertidas en los anales de la exploración polar. Derrotado en la carrera hacia el polo por el Noruego Roald Amudsen en 1991, Scott y sus hombres murieron de cansancio a apenas 18kms de sus provisiones.

Cuando el Capitán Oates abandonó la tienda para dejarse morir, y no constituir una carga para sus compañeros, dejó para la posteridad la célebre frase “Salgo fuera. Me quedaré un buen rato.”

Para Saunders la parte más interesante empezará una vez hayan alcanzado el Polo Sur: “me interesa mucho más el viaje de vuelta a la costa que llegar al Polo Sur.”

Cuando pasen el lugar donde falleció Scott ya no estarán siguiendo sus huellas, sino que abrirán su propio camino.

Sigue la expedición aquí.
 

read more about
Next Story