Hombre al agua: salto BASE desde un barco

Felix saltó desde casi 40 km de altura. Marco Waltenspiel desde 40 metros...
© Samo Vidic/Red Bull Content Pool
Por Evan David

El mundo ha sido testigo de saltos BASE muy interesantes, pero éste es uno de los pocos en los que la B podría significar “barco”. El paracaidista austríaco Marco Waltenspiel tuvo la idea de saltar desde la (no-muy-estable) plataforma situada arriba del todo del mástil de un velero, en St. Tropez. Son 42 metros de altura y no se trata del salto BASE más corto de la historia, pero sí de uno de los más atrevidos.

Marco Waltenspiel se prepara su paracaídas para realizar un salto BASE desde los 42 metros de altura del mástil del velero Annagine en Saint Tropez, Francia.
Preparándose para un salto desde un mástil de 42m. © Samo Vidic/Red Bull Content Pool

La poca altura hace que el salto sea bastante arriesgado. El paracaídas de salto BASE necesita un mínimo de altitud para abrirse e hincharse adecuadamente. Además, el cordaje del yate y del mástil podía interferir con el paracaídas e impedir que se abriese correctamente.

Para asegurarse de que el paracaídas se abría adecuadamente, Waltenspiel utilizó la técnica de la “bolsa de apertura”. Ésta, sujetada por un asistente, hace que el paracaídas se abra a los pocos instantes de saltar de la plataforma.

Una vez abierto el paracaídas fue fácil separarse de los cables del yate y aterrizar suavemente en el agua. ¿Se trata del primer salto BASE de Waltenspiel? En absoluto.

“La sensación de caída libre, y además encima del mar, es simplemente indescriptible” confesó el saltador de 29 años de edad. “Si algún día tengo la oportunidad, ¡me encantaría saltar desde un carguero!”

read more about
Next Story