Fotos: Exploración de un parque... ¡Bajo el agua!

Descubre, en Austria, uno de los parques más únicos del mundo. ¡Ojo, hará falta un equipo de buceo!
Por Josh Sampiero

Puede que no sea la Atlántida perdida pero en Austria hay un lugar llamado Grüner See que es todo un tesoro subacuático. La mayor parte del año, los visitantes pueden andar por el parque, sus caminos y sus puentes y luego sentarse en sus bancos. Cada verano, en cambio, la nieve fundida de las montañas Karst sumerge la zona bajo aguas gélidas y translúcidas. El buceador suizo, Marc Henauer, hizo estas fotos increíbles: ¡te sugerimos que saltes al agua, ya!

Un consejo: usa tu teclado para ir de foto a foto
Por encima y por debajo
El agua cubre los árboles, el camino y las huellas dejadas.
Por encima y por debajo Doce metros de agua cubren árboles, huellas, bancos y puentes que normalmente suelen ser accesibles a lo largo de todo el año. © Marc Henauer/Solent News
Luz líquida
Un buceador disfrutando de las vistas bajo el agua.
Luz líquida Henauer estaba encantado de poder disfrutar de tales condiciones de luz aquél día, para la sesión de fotos. "Tuvimos suerte de que el sol creara condiciones de luz tan espectaculares, dentro y fuera del agua," nos cuenta. © Marc Henauer/Solent News
Un banco sumergido
Un banco bajo la superficie del agua.
Un banco sumergido Este banco, normalmente, suele estar por encima de la superficie del agua. Visto así podría transformarse en jacuzzi. Sólo te quedaría la cabeza fuera del agua. Pero hay un problemilla: la temperatura del agua, proveniente de nieve fundida, no se puede decir que sea exactamente la idónea. © Marc Henauer/Solent News
Cruzando el puente
Un buceador cruzando un puente.
Cruzando el puente El buceador y fotógrafo Marc Henauer comenta: "Nadar sobre la yerba verde, las flores, los caminos, las rocas y los árboles era como estar en un cuento de hadas." © Marc Henauer/Solent News
Paisajes escénicos, arriba igual que abajo
Los buceadores se preparan para entrar en el agua.
Paisajes escénicos, arriba igual que abajo Antes incluso de meterte al agua, los paisajes de Grüner See ya te dejan sin habla. © Marc Henauer/Solent News
Tomándose un respiro
El agua de las inundaciones crea un nuevo mundo.
Tomándose un respiro Hacer las fotos no fue fácil porque nos hizo falta mucho tiempo. "Mi mujer y yo nos quedamos en la zona durante siete días," explica Henauer. "Hicimos tres buceos al día, cada uno de una hora." © Marc Henauer/Solent News
La luz ideal
Buceando junto a un árbol hundido.
La luz ideal Henauer añade: "Tomamos todas las fotos con luz natural, sin tener que recurrir a un flash." © Marc Henauer/Solent News
Un camino de quietud
Un banco bajo la superficie del agua.
Un camino de quietud La proximidad del banco de la superficie indica el nivel del agua. "Bucear sólo es posible durante un mes, en primavera," explica Henauer. "Durante el resto del año el lago es muy poco profundo." © Marc Henauer/Solent News
Perfección surrealista
Buceando sobre un camino hundido.
Perfección surrealista Henauer explica: "Estoy maravillado con el resultado final porque tuvimos muchos problemas con las lluvias torrenciales, las tempestades y el viento." © Marc Henauer/Solent News
El puente bajo el río Kwait
El puente bajo el río Kwait Nadar bajo un puente es fácil, ¿pero cuántos conoces en los que puedas nadar por encima? © Marc Henauer/Solent News
No pierdas el camino de vista
No pierdas el camino de vista ¿Sabes que fue lo más impresionante para Henauer? "La visibilidad era simplemente increíble," comenta. "Uno sólo ve aguas así en mares tropicales." © Marc Henauer/Solent News
read more about
Next Story