2013: Las escaladas más increíbles del año

Es difícil comparar escaladas pero estas ascensiones épicas nos arrancan expresiones de admiración.
Escalando sobre el hielo © David Lama
Por Toby Archer

UELI STECK
Cualquier otro año, los diez días de ascenso y descenso de la masiva cara sur del Anapurna de los veteranos alpinistas franceses, Stephane Benoist y Yannick Graziani, hubiesen sido la escalada del año.

Pero en 2013, su triunfo permite subrayar la proeza sobrehumana de la “maquina suiza”, Ueli Steck que, pocas semanas antes, escaló la misma ruta en solitario en tan sólo 28 horas.

Tal y como afirmaba un observador: “Los franceses son alpinistas excepcionales en el Himalaya y les hicieron falta 10 días mientras que Ueli hizo lo mismo en una décima parte del tiempo. Simplemente una locura”.

Es la proeza más impresionante de la década, puede incluso que de la historia.

El año empezó mal para Ueli, con la hoy famosa violencia a la que tuvo que enfrentarse en el Everest, pero su discreto éxito en el Anapurna (8.091m) la ha eclipsado rápidamente.

Tiempo después, Steck comentaba su ascensión así: “Estaba al límite de mis capacidades físicas y mentales. Alcanzar semejantes límites te cambia el nivel de consciencia”.

“Es la proeza más impresionante de la década, puede incluso que de la historia,” comenta Jon Griffith, el compañero de Steck.

Ligero, rápido y en solitario, Steck ascienda por la cara Sur del Annapurna.
Ligero, rápido y en solitario © Dan Patitucci/patitucciphoto.com

KILIAN JORNET
¿Kilian es alpinista, trail runner o esquiador de travesía? Su habilidad para trascender deportes ha alcanzado un nuevo nivel en 2013 cuando el catalán, muy conocido por sus proezas en ultras, ha roto récords de velocidad en los ascensos del Mt Blanc y del Matterhorn.

Puede que no se trate de escaladas en el sentido tradicional de la palabra pero no se puede negar que no son impresionantes. Corrió desde Chamonix hasta la cumbre del Mont Blanc, ida y vuelta, en 4 horas y 57 minutos, pulverizando en 14 minutos el récord que prevalecía impune desde hacía 23 años.

Luego puso la mirada en el Matterhorn y, más precisamente, en el “récord imposible” de Bruno Brunod, de 3:14:44, registrado en 1995, que muchos creían imposible de batir. Lo machacó literalmente por 22 minutos.

Sobre su ascensión del Matterhorn, Kilian comentó: “Fue agradable y es el tipo de cosas que más me gusta hacer, física y psicológicamente técnicas”.

No te pierdas la entrevista de Kilian aquí.

DAVID LAMA / DANI ARNOLD
En abril, el equipo suizo-austríaco compuesto por David Lama y Dani Arnold impresionó al mundo de la escalada con la ascensión de una nueva ruta, llamada “Bird of Prey” (Ave de Presa), en Moose’s Tooth, el pico de Alaska que se ha convertido en un icono del alpinismo americano.

Lama y Arnold describieron la escalada como difícil, compleja y a veces descabellada, es decir sin lugares donde colocar protección alguna. No sólo eso sino que además empezaron la aventura horas después de que un avión les depositara en el glaciar en lo que, para ambos, era su primer viaje a Alaska.

“Empezar en Alaska intentando una primera ascensión de semejante dificultad es, sin duda, muy audaz e incluso temerario,” reconocía Lama después. “Pero con frecuencia es ese tipo de imparcialidad la que necesitas para abrir nuevas perspectivas y tener la idea de enfrentarse a una ruta así por primera vez”.

Misión completada © David Lama

MICK FOWLER / PAUL RAMSDEN
Los alpinistas británicos Mick Fowler y Paul Ramsden continuaron con lo que se ha convertido en un récord anual de nuevas ascensiones alpinas en el Himalaya. Este año escalaron la cara suroeste de monte Kailash (6.451m), un monte sagrado que no se había escalado nunca antes. Es fácil pasar por alto la dificultad y la audacia de las rutas elegidas por el equipo vista la tendencia de ambos a infravalorar circunstancias. Fowler por ejemplo, describirá situaciones extremas como simplemente “impresionantes”.

No te pierdas el vídeo de aquí abajo en el que el equipo se parte de la risa al borde de un enorme precipicio. ¡Y ese sólo era el camino de acercamiento a la montaña! ¿Qué es más impresionante todavía? Fowler consigue calar sus expediciones dentro de la agenda de 9 a 5 de su trabajo de controlador fiscal en Inglaterra.

“Fue un gran reto y una gran satisfacción. Sonreímos mucho,” comentaba después de lograr el reto.

RAFAEL SLAWINSKI / IAN WELSTED
Los canadienses Rafael Slawinski e Ian Welsted ascendieron la cara noroeste del K6 (7.100m), en Pakistán. La proeza, que duró dos días, atrajo mucha atención. En primer lugar como ejemplo de alpinismo moderno de gran altitud: escalada técnica en una cumbre alta, nunca escalada, como la del Karakorum, por un lado, y rechazo a dejarse amedrentar por la violencia extremista, por otro.
 

Escalando la cara noroeste del K6.
Cara noroeste del K6 © Raphael Slawinski

El equipo estaba apunto de alcanzar su objetivo cuando las noticias de asesinatos extremistas en el no muy lejano campo base de Nanga Parbat dejaron sin habla al mundo de la escalada. Los canadienses no sólo impresionaron al personal por sus capacidades de escalada sino por su apoyo vocal al pueblo amigo y pacifista de Pakistán.

Muchas más aventuras de escalada en nuestra página Facebook. 

read more about
Next Story