Los mejores vuelos de BASE del 2013

De los Alpes al Everest, unos tipos con trajes extraños atraviesan el cielo a la velocidad del rayo.
Valery Rozov jumps at the North Everest from 7,220m
Valery Rozov después de saltar desde 7.220m
Por Josh Sampiero

2013 ha sido un año fabuloso para los fans de wingsuit. Cada pocos meses hemos sido testigos de grandes proezas que han llevado los límites del deporte cada vez más lejos. Descubre debajo nuestros cinco vuelos favoritos del 2013.

El salto del Diente del Gigante
A principios de este año, los pilotos del team Squirrel, Matt Gerdes, Roch Malnuit y Erwan Madoré fueron los pioneros que saltaron por primera vez desde el Diente del Gigante (Dent du Géant), en los Alpes. Su amigo Pierre Fivel también hizo dos primeros saltos en la misma época.

Matt comentaba: “Fue una ascensión muy directa, con una cuerda gigante para ayudarnos en las secciones más complicadas del muro que llevaba a la cumbre, a 4.013m, desde la que saltamos para luego volar hasta Chamonix.
 

El “agujero” de Alex Polli
El pasado mes de abril, el mundillo del wingsuit, y el mundo en general, descubrió atónito como el piloto italo-noruego, Alexander Poli, atravesaba un hueco minúsculo en el relieve impresionante de las montañas de Roca Foradada, en Montserrat, España. El vídeo de su proeza ha generado más de 10 millones de vistas en YouTube.
 

La Daga Volante de Jeb Corliss
El americano Jeb Corliss fue a China para completar una proeza que bautizó “Flying Dagger” (o Daga Volante) y en la que tenía que volar entre los muros estrechos de un cañón de la montaña de Janglangshan.

El salto a través del cañón, que mide 275m de altura, 4,5 de anchura y una longitud de 3 campos de fútbol, casi no tiene lugar porque el mal tiempo hizo que no fuera posible hacer todos los saltos de entrenamiento que le hubiese gustado hacer a Jeb. Además, el día del gran salto el viento era bastante poco propicio. Pero, frente al poco tiempo concedido por las autoridades chinas, Corliss aprovechó un parón en el viento para hacer el salto. Al contrario que tras su salto desastroso de 2012 en Table Mountain, Cape Town, en el que se rompió ambas piernas, esta vez su reto concluyó con éxito.
 

El vuelo nocturno de los Soul Flyers
¡Luz, barranco y acción! Esta no es la primera vez en la que los miembros del team Soul Flyers, Vincent Reffet y Fred Fugen, vuelan de noche pero esta sí es la primera que lo hacen desde un barranco y no desde un avión. También es la primera vez que instalan luces en sus trajes para dar al salto un aire de otro mundo.

A pesar del miedo que uno puede pensar que tiene que dar un salto en plena oscuridad, el reto fue bastante seguro. “Conocemos el lugar perfectamente y nos hemos entrenado mucho durante el día para preparar exactamente cada uno de los gestos que íbamos a hacer por la noche. Saltas, vuelas y sabes exactamente cuándo tienes que abrir el paracaídas porque sabes en dónde estás en cada instante,” explica Fugen.
 

Valery Rozov salta desde el Everest
En lo que ha sido una temporada en el Everest repleta de controversia, también han habido grandes momentos como, por ejemplo, cuando el ruso Valery Rozov saltó con su wingsuit desde la montaña más alta del mundo. Como saltar desde la cumbre misma era imposible, Rozov lo hizo desde una altura de 7.220 metros.

A esa altitud, su preocupación era saber si la presión del aire sería suficiente como para permitir que su wingsuit se inflara a tiempo para luego permitirle hacer un vuelo seguro hasta la zona de aterrizaje. Afortunadamente así fue. Tras el aterrizaje, Rozov se dio cuenta de lo que acababa de hacer pero “tan sólo al llegar a casa me di cuenta de lo difícil que fue para mí, tanto física como psicológicamente.”

Descubre muchas más grandes aventuras en nuestra página Facebook de Red Bull Adventure.
 

read more about
Next Story