2013: Resumen de los mejores vuelos en libre

2013 nos ha llenado de inspiración: he aquí cinco de los mejores vuelos en libre del año.
Participante volando sobre el Chamonix, en la zona del Mont Blanc, durante el Red Bull X-Alps 2011, el 29 de julio de 2011.
Red Bull X-Alps © Olivier Laugero/Red Bull Content Pool
Por Andy Pag

Maurer gana el Red Bull X-Alps en tiempo récord

Cuando se anunció por primera vez que el Red Bull X-Alps 2013 sería casi 200km más largo que la edición anterior, nadie imaginaba que sería posible batir el récord. Eso era sin contar con la genial habilidad de cierto competidor: Christian Maurer.

Con dos victorias que defender se enfrentó a una alineación de contrincantes espectacular y que incluía a gente como Clement Latour, Toma Coconea y Martin Muller. Poco pareció importarle porque desde el primer día tomó la cabeza y siguió impresionando a los espectadores con la velocidad y eficiencia de sus vuelos.

“Me fue posible hacer algunas ‘maniobras mágicas’ en el aire”, nos cuenta, refiriéndose al buen tiempo que hizo a lo largo de toda la prueba, “como por ejemplo cruzar de Interlaken al Mont Blanc”. Sus aterrizajes osados en las vertientes redujeron mucho el tiempo de marcha y voló 90% del recorrido.

“Fue muy impresionante”, reconocía Paul Guschlbauer, otro contrincante del Red Bull X-Alps.

Christian Maurer (SUI1) celebra su victoria en el Red Bull X-Alps 2013, en Mónaco, el 14 de julio 2013
Christian Maurer (SUI1) en la meta del X-Alps © Olivier Laugero/Red Bull Content Pool

Gavin McClurg bate el récord americano

Con su Niviuk Peak3, Gavin McClurg atravesó el estado de Idaho, desde Mt Baldy, y se adentró 387km en el estado de Montana. Se enfrentó a condiciones complicadas, voló en zonas remotas en solitario, con grandes turbulencias, y rompió el récord americano de distancia.

McClurg pasó a poca distancia de batir el récord del estado de Idaho, el día anterior, y esa noche no pudo dormir más que unas pocas horas. Fue una semana en la que el as de las travesías en parapente acumuló más de 1.000km en el aire. “Fue un vuelo de siete horas y media. No fue particularmente largo, me hubiese encantado seguir pero estoy más que satisfecho”, dijo McClurg modestamente.

Gavin McClurg posa para un retrato
McClurg bate el récord americano © Jody MacDonald

De Dorlodot y Van Schelven cruzan Nueva Zelanda

Armados con poco más que mochilas de 22kgs y cañas de pescar, Tom de Dorlodot y Ferdinand Van Schelven son los pioneros de una nueva ruta, a pie y volando, a través de la Isla Sur de Nueva Zelanda, cruzando de la misma los Alpes Neozelandeses y completando 800km en tan sólo 27 días.

“Aprendimos a leer el tiempo y nos guiamos mucho por instinto”, explica de Dorlodot. “Cruzamos muy poca gente y sólo anduvimos 80km en carretera. El resto lo hicimos en la naturaleza salvaje. Pescamos truchas para cenar, dormimos en cabañas o simplemente nos cubrimos con los parapentes”.

Mantén el ala seca © SEARCH Productions

Weissenberger, ida y vuelta de 353km en Chile

Aprovechando las brisas marinas y los 500km de riscos que dominan la costa chilena, el austríaco Thomas Weissenberger voló 176,5km desde Iquique, ida y vuelta, con su aladelta. Batió su propio récord mundial. Además de hacer gala de su eficiencia en el aire, Weissenberger hizo proezas de planificación y de estudio de la meteorología para poder ejecutar un vuelo perfecto en un día perfecto tras años de preparación.

“Fue una experiencia muy gratificante, para mí y todos los demás miembros del equipo”, comentaba el austríaco después del vuelo.

Récord del mundo de ala delta
Volando sobre las vertientes volcánicas © Thomas Weissenberger

Turner cruza la Sierra Californiana

El escalador convertido en piloto, Dave Turner, tomó la ruta del oeste desde Owens Valley, en California, alcanzando 17.000 pies (5.200m) de altura para convertirse en el primer parapentista en cruzar la Sierra Californiana. Aterrizar prematuramente le hubiese supuesto una marcha de tres a cuatro días para volver a la civilización. Los Rangers le arrestaron en cuanto aterrizó, pensando que había despegado en el Parque Nacional de Sequoia, y no le soltaron hasta que les enseñó las pruebas del recorrido y del récord que acababa de batir.

Tan sólo hace cuatro años que Turner aprendió a volar y su proeza le colocó en la lista de portentos que convendrá seguir de cerca en el futuro. “Dave está rompiendo moldes actualmente, vuela líneas que nadie había imaginado antes,” explica Brad Wilson, su partner.
 

read more about
Next Story