Dos exploradores contra el frío en el Antártico

Ben Sanders y Tarka L’Herpiniere luchan para completar su marcha polar de 3.000 km.
© Andy Ward
Por Tarquin Cooper

Es tan difícil que nadie lo ha vuelto a intentar de nuevo en 100 años. Hasta hoy.

El explorador polar, Ben Saunders y Tarka L’Herpiniere luchan contra la fatiga extrema, el frío y el hambre constante en una intentona de hacer el trayecto de ida y vuelta desde la costa antártica hasta el polo sur, sin recursos mecánicos.

Salieron el 25 de octubre con el equivalente de 110 días de autonomía, arrastrando trineos que pesaban casi 200kg y con el objetivo de completar 2.900km sin asistencia. El lunes 13 de enero llevaban 81 días de aventura.

Mi estómago no deja de rugir. Cada día tengo las costillas más salientes y mis piernas sufren una debilidad dolorosa.

La ruta que han elegido no es la pista habitual y favorita de los aventureros modernos sino una que ha marcado la historia. Se trata de la que tomó el capitán Scott en la intentona de 1911-12 que le costó la vida, tanto a él como a sus compañeros.
 

Ben Saunders y Tarka L'Herpiniere en el polo sur
Saunders y L'Herpiniere en el Polo Sur © www.scottexpedition.com

Aunque mucho mejor equipados, Saunders y L’Herpiniere se han tenido que enfrentar a los mismos problemas que el capitán Scott y sus hombres.

Poco después de alcanzar el polo sur, vieron que no tenían suficiente comida para completar el retorno y tuvieron que pedir asistencia aérea.

« Mi estómago no deja de rugir, » escribió Saunders en su blog itinerante. « Cada día tengo las costillas más salientes, mis piernas sufren una debilidad dolorosa y la mente, las ideas y mi capacidad de decisión se vuelven cada vez más borrosas y azarosas. El segundo día que hemos pasado con medias raciones he sufrido peligrosamente del frío. »

Con temperaturas tan bajas como -45ºC y con tan sólo ocho barritas energéticas por cabeza, la mitad para desayunar y la otra mitad para cenar, tenían que recorrer 74km para alcanzar la comida que habían dejado atrás a la ida y Saunders se vio obligado a abandonar la idea de completar la ruta sin asistencia.
 

Ben Saunders de la expedición Scott, anda hacia el Polo Sur
Saunders pone rumbo al Polo Sur © Andy Ward

Los problemas no acabaron ahí. Saunders sufrió una indigestión tras recibir la comida de la asistencia y dos días después sufrió del peor caso de hipotermia de toda la aventura. Tan sólo sobrevivió gracias a la reacción rápida de L’Herpiniere, que le metió en la tienda.

« No es algo que tenga ganas de repetir en mucho tiempo, » escribió Saunders.

En el instante que escribimos estas líneas todavía les quedan 900km para llegar a su punto de salida. Para poner su esfuerzo físico dentro de un contexto, Saunders dice que que hacen más de 70 horas a la semana de ejercicio físico muy intenso, es decir dos veces más que un ciclista del Tour de France, pero ellos lo hacen durante 15 semanas y no durante 3, como es el caso del Tour.

La pareja debería llegar a su punto de salida, en Scott Hut, Cape Evans, a mediados de febrero. ¡No hay duda de que habrá muchas más aventuras que contar!

Para más información sobre la expedición, síguela en vivo en su página web.

@adventuretarq

Para más aventuras no te pierdas nuestra página Facebook de Red Bull Adventure.
 

read more about
Next Story