Red Bulletin

Guillaume Néry, el salto BASE del apneísta

La apnea es un gran atractivo para Guillaume Néry, pero quizá se esté convirtiendo en algo peligroso
Por Frédéric Pelatan

La apnea siempre ha cautivado la imaginación de la gente y no es de extrañar. Ser capaz de bajar hasta profundidades totalmente alucinantes con una sola bocanada de aire es algo que hace soñar a cualquiera. Y es que bajar hasta las zonas más oscuras del mar no solo es una experiencia física, sino también mística.

Guillaume Néry posing for a underwater portrait
Guillaume Néry es uno de los mejores apneístas © Ian Derry

Esto es todavía más cierto en el caso del apneísta francés Guillaume Néry. El vídeo de su inmersión, en uno de los agujeros del océano más profundos del mundo, imitando a un saltador BASE ya ha registrado más de 16 millones de reproducciones (ver arriba).

“El momento más mágico de todos es cuando me libero de la gravedad. Vuelo con los brazos abiertos y entonces estoy totalmente en paz. Todo lo que hay a mi alrededor se funde en una sola realidad, de la que yo entro a formar parte,” explica en la edición de este mes del Red Bulletin.

La apnea es la expresión natural de su ambición infantil, pues de niño quería ir al espacio.

Guillaume Néry diving in the French Polynesian sea.
Los apneístas aguantan la respiración minutos © Ian Derry

“Cuando era niño soñaba en convertirme en astronauta y siempre estaba mirando hacia el cielo,” recuerda.

“Un día vi un documental sobre la leyenda de la apnea Umberto Pelizzari y fue la primera vez que descubrí ese nuevo mundo tan diferente.”
 

Guillaume Néry diving in the French Polynesian sea.
Los apneístas solo ven oscuridad en la profundidad © Ian Derry

Muy pronto este francés se puso a practicar la apnea siempre que podía, hasta convertirse en uno de los mejores del mundo. Su modalidad es la de “peso constante”, en la que los apneístas descienden siguiendo una cuerda con la única ayuda de una monoaleta.

Como la gran mayoría de apneístas Néry no practica la modalidad “sin límites”, en la que los apneístas bajan con la ayuda de un trineo fuertemente lastrado y suben con la ayuda de un globo.

Pero desde el Noviembre pasado la pequeña comunidad de apneístas está en estado de shock tras la muerte de Nicholas Mevoli, ocurrida durante una competición.
 

Guillaume Néry relaxing before his freedive.
La meditación y el yoga son claves para entrenar © Ian Derry

“Nuestro deporte nos exige mucho físicamente”, admite Néry “pero no creo que sea excesivamente peligroso, porque tenemos una serie de protocolos de seguridad que debemos seguir escrupulosamente. Aunque quizá ahora debería decir que nunca pensé que era demasiado peligroso. Ahora ya no estoy tan seguro…”

Si hay algo que Néry teme es al propio miedo. “Una vez te ha entrado el miedo en el cuerpo pierdes la calma y la tranquilidad, y tienes que luchar por cada metro. Ese es el reto, el arte, lo que me fascina.”
 

Guillaume Néry posing for a underwater portrait.
Néry describe la apnea como "liberación" © Ian Derry

Léete el resto de este reportaje en nuestra edición de Abril 2014 de The Red Bulletin, nuestra revista global mensual. Para acceder a la edición internacional descárgate la app gratuita para iOS o Android ahora.

Más aventuras en nuestra página Facebook.

Artículo abreviado y adaptado por Tarquin Cooper.
 

read more about