China Jam: música y primeros ascensos

¿Si escalaras una montaña por primera vez, irías con una guitarra en mano?
© Evrard Wendenbaum
Por Brody Leven

Cuando uno piensa en China  lo primero que viene a la mente tiene poco que ver con divertirse al aire libre aunque es evidente que cualquier país de semejante tamaño tiene mucho que ofrecer a los apasionados del outdoor. Evrard Wendenbaum, Sean Villanueva O’Driscoll, Nicolas Favresse y Stephane Hanssens han ido a un valle remoto del oeste de China para enfrentarse a un primer ascenso. El resultado de sus esfuerzos se llama China Jam, cuyo trailer puedes ver en el lector de arriba.

Lee lo que sigue para saber más al respecto.

¿Qué es 'China Jam'?
Nuestra expedición y un proyecto de película en las montañas Tien Shan.

Creo que me van a hacer falta más detalles…
El primer ascenso que teníamos previsto era el del pilar sureste del Kyzyl Asker (5.842m). Se encuentra en la frontera con China y Kirguistán, en las montañas de Tien Shan y más precisamente en el macizo del Kokshaal Tau Occidental, del que es la segunda montaña más alta. Para llegar a la cumbre desde el pueblo más cercano hacen falta dos días de marcha pero, con todo nuestro equipo, nos hicieron falta siete. Es una escalada con pitches 7b+ (5.12c). El muro tiene cerca de 1.200 metros de vertical y tardamos 14 días en escalarlo, en lo que fue una expedición de 30 días.

Montañas Tien Shan
Tuvieron mucha nieve © Evrard Wendenbaum

¿Hizo calorcito y buen tiempo todos los días, no?
Tuvimos un tiempo horrible con montones de nieve y temperaturas muy frías. Tuvimos muchas dudas de si íbamos a conseguir escalar en semejantes condiciones. El cielo amanecía raso pero luego las nubes llegaban entre las 10 y las 12 y se transformaban en una tempestad de nieve entre 1.400 y 1.600 metros. A veces el tiempo amainaba de nuevo y volvíamos a tener una tarde fabulosa (¡pero muy fría!). Por la noche, las temperaturas bajaban por debajo de los -15ºC. Durante el día variaban entre 4ºC y -9ºC.

Montañas Tien Shan
El acercamiento al campamento base © Evrard Wendenbaum

¿Cuál fue el mayor reto mental de la escalada?
Un pitch combinado muy técnico que Sean escaló durante el último tramo hasta la cumbre. Estaba mal equipado, había un hielo muy fino, la entrega era enorme y la altitud nos jugaba malas pasadas. Escalamos esa porción a vista y tuvimos mucha suerte porque no nos quedaba ninguna otra opción.

Tu equipo escaló con instrumentos musicales. ¿Por qué?
La música forma parte del ADN de nuestro equipo. Sean, Steph, Nico y su gran compañero de aventuras, y hermano, Olivier, siempre viajan con instrumentos en cada una de sus aventuras verticales. Era obvio que íbamos a escalar con ellos. Tuvimos una escalada muy activa. También estábamos muy cansados y con mucho frío. Todos teníamos lesiones leves en los dedos y en las manos que no se curaban y que eran muy dolorosas. Todo eso hizo que tocar música fuera muy difícil pero cuando lo hacíamos nos daba muchísima energía. Es la manera ideal de pasar los días de mal tiempo.

Montañas Tien Shan
El muro ofreció muchas opciones de escalada © Evrard Wendenbaum

¿Tuvisteis problemas inesperados?
Todos tuvimos diferentes tipos de problemas de salud. Nico, Steph y Sean sufrieron de problemas de estómago. Nico tuvo una infección respiratoria durante los dos primeros días de nuestro ascenso y tuvo que tomar antibióticos para poder seguir adelante. Sean tuvo una pequeña infección un par de días antes de que hiciéramos la intentona para llegar a la cumbre. Stephane estaba muy cansado y no veía razones que explicaran su estado. Yo me quemé la piel con el sol a lo bestia (en tan sólo cuatro días) y debido al frío y la altitud no se me pudo curar. También tenía varias heridas en las manos. Tenía los labios y la nariz llenos de llagas que no dejaban de supurar ni de sangrar. Tuve muchos problemas para comer por culpa de ello y casi decido quedarme en el campo base.

No te olvides de poner la alarme, ¿vale?
Hogar, dulce hogar © Evrard Wendenbaum

Qué divertido…
A fin de cuentas todos veíamos las cosas con mucho optimismo pero también tuvimos algunos momentos de muchas dudas, sobre todo por culpa del mal tiempo. Cada día de buen tiempo progresábamos bien pero esos días eran pocos y cuando nos dimos cuenta de que, tras diez días de escalada, sólo habíamos hecho la mitad del recorrido nos arremetió un mar de dudas. Tuvimos suerte y un tiempo fabuloso para llegar a la cumbre. Sin eso está claro que no hubiésemos tenido éxito.

¿Y luego? ¿Un concierto en pleno vivac, colgando desde una pared emblemática?
La música es esencial en la vida pero, para nosotros, escalar y explorar son más importantes todavía así que todavía no estamos listos para formar un grupo. Nunca practicamos juntos, sólo tocamos juntos durante nuestras expediciones o viajes de escalada (aunque también tocamos cada vez que hacemos conferencias y que presentamos nuestras películas). Pienso que nuestra música gusta sobre todo por la originalidad del entorno en el que tocamos.

No te pierdas muchas más aventuras en nuestra página en Facebook.

read more about
Next Story