Vídeo en cámara subjetiva del salto desde 10.000m

Vive lo mismo que Vince y Fred gracias al vídeo que grabaron de su vuelo sobre el Mont Blanc.
Por Tarquin Cooper

Ha llegado el momento de sentarse con el piloto y abrocharse el cinturón de seguridad: este es el vídeo del skycombo de Vince Reffet y Fred Fugen visto desde otro ángulo… ¡el suyo!

Grabadas en tiempo real, te presentamos las imágenes que las cámaras colocadas en sus cabezas y cuerpos filmaron cuando saltaron desde el límite del espacio (si hubiesen saltado desde mayor altura hubieran necesitado trajes presurizados), y realizaron varios movimientos sincronizados antes de volar rozando la cresta de Peuterey del Mont Blanc.

Intentamos acercarnos lo máximo posible.

Fred Fugen, visto desde la perspectiva de Vincent Reffet, a 10 km encima del Mont Blanc (Francia), el 31 de mayo 2014
10.000m al borde del abismo espacial © DomDaher/Red Bull Content Pool

“Pasamos a 10 metros de las rocas, incluso menos,” confirma Fred. “Cuando estás volando tan cerca, 10 metros no son nada. En ocasiones nos encontramos con alguna turbulencia y tuvimos que evitarla por la derecha o por la izquierda para salir. Intentamos acercarnos lo máximo posible teniendo en cuenta las condiciones.”

Cuando estás a 6.000 metros de altura no quieres tener problemas para abrir el paracaídas.

El vuelo duró 7 minutos en total, de los cuales los primeros 40 segundos fueron de caída libre. “No es mucho, pero bajábamos a gran velocidad,” añade Fred.

Fred Fugen y Vincent Reffet entrenando en Austria el 12 de mayo para un salto a 10 km de altura encima del Mont Blanc (France) el 31 de mayo 2014
Maniobras a gran altura encima del Mont Blanc © DomDaher/Red Bull Content Pool

Estos dos aventureros del aire utilizaron paracaídas deportivos que tienen una menor superficie –solamente 9m2-, lo que les hacía bajar mucho más rápido pero, en cambio, son mucho más manejables a la hora de dirigirlos y dibujar figuras en el aire.

Pero hay que tener en cuenta que a mayor altura, menor densidad tiene el aire lo cual afecta el momento de abrir el paracaídas y la forma de volar. “Un paracaídas deportivo como el que utilizamos no es lo mejor para saltos desde gran altura”, reconoce Fred.

Nadie había intentado abrir un paracaídas deportivo desde esta altura antes.

Fred Fugen y Vincent Reffet entrenando en Austria el 12 de mayo para un salto a 10 km de altura encima del Mont Blanc (Francia) el 31 de mayo 2014
¡Qué bonito... dame tu mano! © DomDaher/Red Bull Content Pool

“Nadie había abierto nunca antes un paracaídas deportivo encima del Mont Blanc o a esta altura,” añade Fred. “Normalmente estos paracaídas se utilizan para vuelos cortos y de baja altura. Debido a la poca densidad del aire el paracaídas no se abre igual.”

“Cuando estás a 6.000 metros de altura no quieres tener problemas para abrir el paracaídas. ¡Necesitas un paracaídas muy robusto!”
 

Fred Fugen y Vincent Reffet entrenando en Austria el 12 de mayo para un salto a 10 km de altura encima del Mont Blanc (Francia) el 31 de mayo 2014
Abrir el paracaídas correctamente era vital © DomDaher/Red Bull Content Pool

Pero gracias a los frutos de más de un año de investigación y al esfuerzo de todo el equipo, el vuelo fue un éxito y se desarrolló en mayores problemas… teniendo en cuenta la altura y las turbulencias típicas de media tarde; pero esa es otra historia.

No te pierdas la imágenes rodadas entre bastidores que te traeremos la semana que viene, así como por qué el centro de control aéreo hizo que el salto fuese todavía más arriesgado.

Tienes mucha más información en el #skycombo microsite.

Fred Fugen, visto desde la perspectiva de Vincent Reffet, saltando a 10.000 metros encima del Mont Blanc (Francia) el 31 de mayo 2014
Camino del Mont Blanc © DomDaher/Red Bull Content Pool
read more about
Next Story