¿El mejor cámara del mundo de wingsuit? Aquí está.

Volar con traje de alas cargado con 5kg de material fotográfico no es problema para Bahnson.
Un grupo hace salto B.A.S.E. y lo inmortaliza el conocido fotógrafo Noah Bahnson
Piensa en la producción de esta foto. ¡Una locura! © Noah Bahnson
Por Annette O'Neil

Si has visto vídeos de Fred Fugen y Vince Reffet saltando de los edificios más altos del mundo o lidiando con las vertientes del Mont Blanc tras un salto a 10.000 metros de altura, puedes decir que has visto el mundo con los ojos de Noah Bahnson.

Soul Flyers - Skycombo !
The ultimate skydiving combo

Además de ser un piloto de traje aéreo de clase mundial (acabó segundo en el Red Bull Aces, la competición del fin de semana pasado que enfrentó a 52 competidores de nivel mundial), Bahnson es el primer fotógrafo y cámara volador del mundo. Ha filmado algunas de las hazañas más impresionantes nunca vistas (cuando no está con su guapísima novia y modelo o pateando un sendero "de ida sin vuelta" para saltar con su traje de alas o participando en saltos de caída libre que hacen récord...). Su gran amiga y también gran entusiasta de deporte aéreos, Annette O'Neil, ha tenido una charla con él durante uno de los muy pocos días de tranquilidad de su agenda de entrenamiento.

El fotógrafo aéreo Noah Bahnson prepara su equipo antes de saltar
Preparando la sesión de fotos, antes de saltar © Dom Daher/Red Bull Content Pool

Los saltos que has filmado con Fred Fugen y Vince Reffet han dado la vuelta al mundo en internet...

He tenido mucha suerte este año con Fred y Vince. Sí, con el apoyo de Skydive Dubai, hemos hecho saltos realmente épicos. Cosas realmente fuertes.

Volando voy...
Tirándose de cabeza © Noah Bahnson

¿Cuándo empezaste a hacer fotos desde el cielo?

Siempre he volado con cámaras, desde mi primer día de caída libre. En el cielo te arremeten unas ganas incontrolables de hacer fotos. Es un privilegio poder inmortalizar esos saltos. Las primeras imágenes que me dieron a conocer fueron las de un documental que hice en 2010. Se llamaba Birdmen: The Original Dream of Flight. Filmarlo fue un proceso muy interesante y era la primera vez que la gente oía hablar de mí por hacer ese tipo de cosas. Ahí es cuando todo empezó de verdad.

Un grupo de pilotos de traje aéreo capturados por el fotógrafo y cámara Noah Bahnson.
Tienes que estar en el lugar idóneo para la foto © Noah Bahnson

¿Te consideras más piloto o fotógrafo?

La fotografía no me sigue a todas partes. Nunca cojo una cámara si no voy a volar. Pienso que es porque no disfruto haciendo fotos en tierra firme. Es divertido: mi tío es fotógrafo y he crecido rodeado de fotografía pero no es algo que me haya llamado nunca la atención. De hecho, he pasado mucho tiempo estudiando la cámara antes de conseguir hacerme a su uso. Hasta hace poco usaba el programa automático para todo lo que hacía.

El fotógrafo aéreo Noah Bahnson fotografía a su novia Roberta Mancino haciendo un salto B.A.S.E..
La novia de Noah, Roberta Mancino © Noah Bahnson

¿Cuál ha sido tu recorrido en caída libre y en salto B.A.S.E.?

Nací y crecí en Santa Fe, Nuevo México. Empecé a hacer caída libre allí. Allí es donde hice mis 10 primeros saltos. Luego me mudé a Florida para ir a una escuela de mecánica marítima. Resultó que había una gran afición por la caída libre en Florida y acabé dedicándome a ello a tiempo completo, tras un programa de 16 semanas. Desde entonces no he vuelto a hacer otra cosa.

La moda y la caída libre se unen en esta foto del fotógrafo aéreo americano Noah Bahnson
1) Eso no es su paracaídas 2) ¿Y los zapatos? © Noah Bahnson

¿Cuántos años hace que saltas?

Llevo 10 años haciendo caída libre. Cuento con cerca de 10.000 saltos. He ejercido todo tipo de profesiones: monitor AFF, profesor de tándem, vuelo en libre, entrenador de wingsuit e instructor en túnel de viento. Doy clases en túnel de viento desde 2008. Me ha ayudado mucho a pulir mi técnica en el aire. Hago saltos B.A.S.E. desde hace 9 años y cuento con cerca de 700 saltos.

Foto de una formación de caída libre sobre Dubái hecha por el fotógrafo aéreo americano Noah Bahnson
Una 'X' marca el aterrizaje en Dubái © Noah Bahnson

¿Cuál fue, para ti como piloto y como fotógrafo, el mayor reto del salto del Burj Khalifa?

Controlar el miedo y la ansiedad de sólo tener una oportunidad para hacer la foto y concentrarme al mismo tiempo en lo que tenía delante en cada instante. Fue todo un reto el calmar mi corazón cuando estaba en la plataforma de salto. Los tres minutos que hicieron falta al helicóptero para colocarla se me hicieron eternos.

Volando voy...
Una bajada rápida a Dubái © Noah Bahnson

¿Y qué nos dices del salto del Mont Blanc?

Bueno… Fue muy difícil salir de la diminuta puerta del avión King Air 200 cargado con cámaras y estando lo suficientemente cerca de los chicos. Pero el mayor reto fue volar en un aire realmente ligero, tanto durante la caída libre como durante el pilotaje sobre las montañas.

El fotógrafo aéreo Noah Bahnson filma a Fred Fugen y Vincent Reffet en plena caída libre sobre el Mont Blanc
Noah en vaqueros a 10.000 metros de altura © Dom Daher/Red Bull Content Pool

Es muy difícil desplazarse porque el aire ofrece muy poca resistencia. También fue muy difícil olvidar que hacía -50ºC cuando saltamos. Nunca he sentido tanto frío.

Fred Fugen, visto desde la perspectiva de Vincent Reffet, saltando a 10.000 metros encima del Mont Blanc (Francia) el 31 de mayo 2014
Camino del Mont Blanc © DomDaher/Red Bull Content Pool

¿Cómo eliges tus cámaras?

El número y el tipo de cámaras depende de la tarea que tenga por delante. En general, trato de sólo usar una cámara profesional. El tipo de cámara depende de si hago fotos o vídeo. También tengo un par de GoPros de acompañamiento o para tener perspectivas diferentes del salto.

No me paso. Saltar con un montón de cámaras no hace que las imágenes sean mejores. El número de cámaras en el casco (o su tamaño y peso) afecta mucho a mi manera de volar y complica bastante el proceso de apertura del paracaídas. El cuello humano no ha sido pensado para aguantar semejantes cargas y presiones.

El fotógrafo aéreo Noah Bahnson con Vince Reffet y Fred Fugen antes del salto del proyecto Skycombo a 10km por encima del Mont Blanc.
Eso son muchas cámaras para una cabeza © Dom Daher/Red Bull Content Pool

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

El reto constante. Tener que ser capaz de hacer mil cosas. Tengo que hacer lo mismo que los otros saltadores pero además tengo que tener la ideas muy claras para encuadrar bien. ¡Es muy, muy difícil y me encanta!

Por supuesto no me puedo quejar de las fotos que hago con mi novia (Roberta Mancino). Siempre está dispuesta a hacer de modelo para mis fotos y su motivación me ha llevado a hacer mucho más y a ir mucho más lejos de lo que creía posible. Se puede decir que soy un tío con suerte.

Roberta Mancino sabe posar durante un salto BASE.
Disfrutando de las vistas desde arriba © Noah Bahnson

Sí, lo eres. ¿Qué es lo que tienes previsto para el futuro?

Me acaban de contratar de responsable de fotografía de alto riesgo en un gran estudio cinematográfico pero no puedo hablar de ello. Lo siento.

¿Cuál es el mejor consejo que puedas dar alguien que aspire a seguir tus pasos?

Ponte siempre el cinturón de seguridad.

¿RedBull.com en tu móvil? ¡Descarga ya nuestra app en redbull.com/app!

read more about
Next Story