La forma más rápida de bajar del techo del mundo

En el vídeo Epic de esta semana, Valery Rozov opta por una vía alternativa para bajar el Everest.
Por Evan David

Cuando Valery Rozov voló desde el techo del mundo entró en los libros de los récords con el salto B.A.S.E. más alto de la historia, desde una altura de 7.200 metros, que aterrizó sobre el glaciar de Rongbuk, a 5.950m.

Para el vuelo, Rozov utilizó un traje especialmente diseñado para el aire ligero y también contó con el apoyo de todo un equipo de acompañamiento. La hazaña tuvo lugar bajo temperaturas que rondaban los -18ºC. Rozov voló durante cerca de un minuto, alcanzando velocidades de más de 200km/h antes de abrir el paracaídas y de aterrizar sano y salvo.

Valery Rozov, retratado entre banderines de oración
Rozov antes del salto © Denis Klero/Red Bull Content Pool

¿Quieres vivir lo mejor de RedBull.com en tu móvil? ¡Descarga ya nuestra app!

read more about
Next Story