Mira una de las escaladas más duras del planeta

¡Chris Sharma ha vuelto! ¡Y al más alto nivel!
Por Tarquin Cooper

Sus días de escalada al más alto nivel parecían haber acabado. Pero el pasado marzo Chris Sharma demostró que aún sigue en la brecha, marcándose una espectacular ascensión en El Bon Combat, a las afueras de Barcelona, España.

A menudo, los grados en la escalada son confusos, incluso para los propios escaladores, pero está claro que un 9b/9b+ (5.15 b/c) se encuentra entre las rutas de mayor dificultad del mundo. Y a juzgar por los gruñidos y los gritos de Sharma – las tenistas no tienen nada que ver con este tío – ha sido bastante duro. Mira el vídeo de aquí abajo y ve como Sharma clava la ruta y nos habla sobre los movimientos que lo hicieron posible.

“Fue una escalada preciosa”, nos contó Chris. “Había todo lo que uno puede desear. Lo disfruté mucho”.

El escalador puso los ojos en esta ascensión hace ocho años, pero no fue hasta el año pasado cuando decidió lanzarse de lleno. "Realmente me llamó la atención", dice.

Chris Sharma realiza su primera ascensión al El Bon Combat en Barcelona, España
“Es una subida espectacular.” © Ricardo Giancola

Desde que subiera La Dura Dura hace dos años – “una verdadera batalla psicológica” – Sharma se había retirado de la escalada extrema.

“Fui a Omán, pasé mucho tiempo en EE.UU., Australia y Mallorca, volviendo a las raíces de la escalada. Pero mi motivación me trajo de vuelta. Me encanta probar mis límites e intentar cosas nuevas. La sensación de tener el cuerpo en total control y estar a pleno rendimiento es maravillosa”.

“La escalada tiene muchas facetas. Tienes la intensidad del deporte, combinada con los viajes, las aventuras... Para mí, es mi vida. Incorpora todas esas experiencias”, añadió.

Chris Sharma realiza su primera ascensión al El Bon Combat en Barcelona, España
Chris Sharma escalando al máximo nivel © Ricardo Giancola

A veces una subida puede ser insoportable. Pero fallar muchas veces es parte del juego, asegura Sharma, quien también afirma que no podría haber llevado a cabo este nuevo reto sin la ayuda de amigos como Martí Iglesias. “Trabajamos juntos y todo fluyó como en un sueño”, dijo.

“Esta ruta ha sido diferente. No tenía nada que demostrar. Era puro entretenimiento, así que no tenía estrés. Solo estaba feliz de estar ahí, junto a mis amigos, haciendo algo que amo”.

read more about
Next Story