¿Tienes lo que hay que tener para ser astronauta?

Prepararse para el espacio requiere un entrenamiento muy sacrificado... ¡Ponte en marcha!
Por Will Gray

El turismo espacial cada vez es más común. No en vano, cada día existen más y más formas para que la gente pueda experimentar la gravedad cero.

Pero, para subir al espacio, los astronautas profesionales no sólo tienen que pasar una estricta investigación de antecedentes, sino también estar al menos dos años entrenándose para aprender a vivir y trabajar en este entorno único. Incluso entonces, tres cuartas partes de ellos sufren por no poderse mover con libertad y muchos experimentan alucinaciones después del vuelo.

Para minimizar esto, el régimen de entrenamiento de un astronauta incluye toda una serie de pruebas desafiantes. Estas son algunas de ellas...

Preparse para el despegue

Un simulador usado por los astronautas
Un simulador usado por los astronautas © NASA

Qué enseña: Cómo lidiar con la propulsión de los cohetes.

Sin el entrenamiento correcto, los astronautas pueden padecer en el despegue G-LOC (las siglas en inglés de G-force induced Loss Of Consciousness, pérdida de conciencia inducida por fuerza G).

Este mal reduce el flujo de sangre a los ojos, causando la pérdida de la percepción del color y la visión túnel, antes de que el cerebro finalmente se apague.

Hacer frente a la reentrada a la Tierra

Aprendiendo a cómo lidiar con la falta de control
La reentrada es una experiencia única © Huntsville Space Camp

Qué enseña: Cómo lidiar con la pérdida de control.

Esta máquina simula la desorientación que se siente durante la reentrada a la atmósfera de la Tierra, al girar sus ocupantes en direcciones aleatorias.

Fue utilizada en misiones más antiguas para ayudar a los astronautas a hacer frente a la confusión y para enseñarles cómo recuperar el control de la nave utilizando los joysticks. Ahora se emplea como parte de los programas de formación del Centro Espacial de Entrenamiento Público de la NASA (Huntsville, Alabama).

Sobrevivir a la 'cometa del vómito'

Astronautas lidiando con la falta de gravedad
A la espera de la caída en un vuelo parabólico © NASA

Qué enseña: Cómo acostumbrarse a la ingravidez.

Un avión con gravedad reducida puede imitar el entorno espacial utilizando una técnica de vuelo parabólico que consiste en subidas de 45 grados, antes de estabilizarse, y descensos en etapas de 30 grados. Esto crea hasta 25 segundos de ingravidez durante el ascenso. Los astronautas repiten este proceso hasta 60 veces en un vuelo, lo que explica por qué el ascenso es conocido como la 'cometa del vómito’.

Si estás interesado en vivir esta experiencia, Incredible Adventures, con sede en Sarasota, Florida, te ofrece la oportunidad.

Trabajo con gravedad cero

Astronautas aprendiendo a andar en el espacio
El agua recrea la ingravidez © NASA

Qué enseña: Cómo operar en condiciones extremas.

El Laboratorio de Flotabilidad Neutra es la piscina cubierta más grande del mundo y es aquí donde los astronautas aprenden a trabajar en un ambiente sin gravedad. Pasan diez horas bajo el agua por cada hora que caminan en el espacio.

Totalmente adaptado, el lugar cuenta con réplicas de naves espaciales hundidas a una profundidad de hasta 12 metros. Los objetos, sin embargo, resisten la fuerza del agua, mientras que en el espacio simplemente flotan.

Moverse en el espacio

Los astronautas también usan la realidad virtual
Los astronautas también usan la realidad virtual © NASA

Qué enseña: Cómo caminar en el espacio.

En el laboratorio de realidad virtual del Centro Espacial Johnson en Houston, Texas, los astronautas se ponen un casco de inmersión y se transportan a situaciones espaciales imaginarias donde puedan ensayar las posibles respuestas antes de que sucedan realmente.

Esta experiencia de alta tecnología, con guantes de movimiento y sensores corporales, permite a los astronautas probar técnicas vitales, tales como caminar y llevar un equipo operativo en entornos alienígenas.

Comer una dieta equilibrada

Comer en el espacio puede ser un duro trance
Comer en el espacio puede ser un duro trance © NASA

Qué enseña: Cómo digerir la comida espacial.

Paquetes de plástico pegados con velcro sobre una bandeja puede que no suene muy gourmet, pero al menos permiten salir del paso. Los nutricionistas trabajan con los astronautas para crear una dieta adecuada y, aunque en el espacio es posible comer algunos productos frescos, el menú está compuesto, principalmente, por productos irradiados, termoestabilizados o deshidratados.

Los principales problemas de la dieta en el espacio se reducen a la vitamina D, debido a la falta de luz; al alto contenido de hierro, debido al adelgazamiento de la sangre; y a la baja absorción de calcio, lo que puede conducir a una pérdida del 1,2% de la masa ósea cada mes.

Sobrevivir en ubicaciones inhóspitas

Entrenamiento de supervivencia en invierno
Entrenamiento de supervivencia en invierno © State Organization "Gagarin Research & Test Cosmonaut Training Center"

Qué enseña: Cómo conseguir salir adelante en un entorno remoto.

Aunque las misiones tienen como objetivo trazar una trayectoria sensata a la Tierra, si todo sale mal, un astronauta podría terminar sumergido en el mar o verse en medio del Ártico hasta que llegue ayuda.

Para que aprendan a sobrevivir en estos entornos, los astronautas son enviados a lugares muy remotos con sus cápsulas espaciales.

Aterrizar en un asteroide

Cómo lidiar con condiciones extremas
Cómo lidiar con condiciones extremas © NASA

Qué enseña: Cómo prepararse para la próxima frontera.

Esta es Acuario, la única estación de investigación submarina del mundo, donde la NASA envía a su expedición NEEMO para vivir tres semanas.

En esta casa a presión, a 18 metros por debajo del mar frente a la costa de Key Largo, los astronautas NEEMO entrenar para proyectos a largo plazo, como viajes a Marte y aterrizajes en asteroides. Al mismo tiempo, se preparan para enfrentarse a la peor misión posible: el rescate de un astronauta incapacitado.

read more about
Next Story