50 Ironmans en 50 días... ¡La locura padre!

James Lawrence es el 'Iron Cowboy' y en cuanto a resistencia se refiere, es IMPARABLE. ¡Para flipar!
Por Josh Sampiero

James Lawrence ya estaba en el Libro Guiness de los Récords por haber completado la mayoría de triatlones con distancia de Ironman en el periodo de un año: ¡en 2012 se hizo 30 triatlones! (en 11 países, eso sí).

En 2015 se puso como objetivo algo mucho más grande: 50 triatlones en 50 días y en los 50 Estados diferentes de EE.UU. Es decir, 3,86 km. de natación, 180,25 km. subido a una bici y una maratón completa de 42,2 km... ¡cada día! ¿El resultado final? ¡El éxito!

Aún nos extrañamos de cómo tuvo tiempo para dormir (su media fue de cuatro horas y media) y mucho más de cómo era capaz de recuperarse con tanto viaje de estado a estado. Aquí te dejamos un pequeño paseo por la intrahistoria y lo más emocionante contado por el Ironman más duro del mundo.

Conoce a Iron Cowboy

Iron cowboy: 50 Ironmans en 50 Estados EEUU
Cuando tienes este cuerpo, vistes como quieres © JessaKae Maddocks

Primera pregunta: ¿por qué?
La primera vez que batí un récord fue por accidente: hice la mayoría de carreras de medio Ironman en un solo año, el 2011. En 2012 decidí que era la hora de hacer el pleno. Eso nos llevó al proyecto 50-50-50. Cada Ironman apoyaba un proyecto y el 50-50-50 recaudó dinero para la Fundación de Alimentos Jamie Oliver (el famoso chef británico).

El uniforme estándar de un triatleta

Iron cowboy: 50 Ironmans en 50 Estados EEUU
La preparación incluye mucha cinta de color © JessaKae Maddocks

¿Cuál fue el Estado más difícil?
Arizona y Tennessee. ¿Por qué Tennessee? Me quedé dormido y me caí de la bici en el kilómetro 48. Tuve que terminar el viaje con todo el cuerpo escocido y magullado por el impacto contra el asfalto.

La intensidad personificada

Iron cowboy: 50 Ironmans en 50 Estados EEUU
La mirada de la victoria y una barba épica © JessaKae Maddocks

¿Te quedaste dormido?
Era uno de los mayores problemas con los que lidiaba, sobre todo en la bici. En la natación y la carrera a pie estás continuamente en movimiento... pero en la bici, puedes ir llaneando en punto muerto y ahí es cuando te puedes quedar dormido. En las zonas más agotadoras, me ocurría durante tres o cuatro segundos aunque mi corazón estuviera a 100 pulsaciones por minuto.

Tirándose de cabeza a bucear

Iron Cowboy James Lawrence empieza la etapa natación
James Lawrence se tira al agua © Jaybird

Eso suena a dolor. ¿Qué parte de tu cuerpo fue la más dañada?
La entrepierna (¡de verdad!) y los dedos de los pies. Mis pies estaban destrozados con ampollas entre los dedos y casi sin uñas.

Un poco más rápido que el ritmo de Ironman

El Iron Cowboy James Lawrence entrenándose
James Lawrence entrenándose © Jaybird

¿Comías 3.500 calorías todas las mañanas?
Huevos y croquetas todos los días. Eso significaban la mitad de las 7 u 8.000 calorías que injería durante el día. ¡Tres mil quinientas calorías antes de mi viaje en bici!

Horas y horas de trabajo en la piscina

Iron cowboy: La natación es parte de un Ironman
En un descanso del entrenamiento de natación © Jaybird

Así que eres un hombre de números..
No, para nada, no soy un hombre de números. De hecho, contraté un entrenador para eso. No podría haber hecho esto sin él ni mis dos escuderos, quienes hicieron un grandísimo trabajo para hacer de esto algo divertido y llevadero. Eso es algo que necesitas si quieres hacer un proyecto tan desafiante.

¿Quieres abdominales como estos? Haz 50 Ironmans...

La velocidad no era uno de tus objetivos...
No, pero si lo hubiera sido, mi media hubiera estado sobre las 14 horas. El objetivo era terminar los 50 Ironmans... ¡Y seguro que lo he hecho más rápido que nadie!

Uno por cada estrella de la bandera

James Lawrence: 50 Ironmans en 50 días
50 Estados, 50 días... ¡Toda una gira americana! © JessaKae Maddocks

Ha habido muchas personas que se han unido a ti durante el trayecto...
Invitaba a la gente a unirse a mí durante los últimos 5 km. de cada maratón. Algunos días lo hacían 10 personas y otros 2.000. Me animaba muchísimo. La gente compartía su historia conmigo a diario y se convirtió en un juego emocional de ping-pong. Me contaban sus historias y esa era mi gasolina del día siguiente.

¿Cuál es el siguiente paso?
El triatlón Iron Cowboy que se celebrará en agosto de 2016 en Utah.

Next Story