La mujer que corrió 40 maratones en 7 desiertos

Mina Guli ha corrido en los desiertos para llamar la atención sobre la escasez de agua en el mundo.
Mina Guli corriendo en Australia durante la Thirst for Water challenge para dar a conocer la escasez de agua que hay en el planeta.
Mina Guli corriendo en Australia © www.thirstforwater.org
Por Will Gray

La australiana Mina Guli realizó una de las gestas más duras con su increíble reto 7 Deserts Run, que lo podemos considerar como único en su especie.

Completó la aventura el 22 de marzo de 2016, el Día Mundial del Agua, después de haber corrido siete maratones en siete continentes durante siete semanas.

La ruta pasó por el Desierto de Tabernas (España), el Desierto de Jordania, el Desierto de la Antártica, el Desierto Simpson de Australia, el Richtersveld (Sudáfrica), el Atacama (Chile) y el Mojave (EE.UU.).

Mina Guli corrió en siete desiertos en siete continentes en 7 semanas

Mina Guli se enfrenta a su primer desierto en España durante su Thirst for Water challenge para dar a conocer la escasez de agua en el globo.
Mina Guli corriendo por el desierto en España © www.thirstforwater.org

¿Por qué escogiste este desafío?
“Quería correr en algunos de los ambientes más inhóspitos del planeta, así que me reté a hacer siete desiertos en siete continentes”.

“Lo que quiero hacer ver a la gente es la crisis de agua que existe en el mundo. Son 40 maratones como símbolo de que en 2030 habrá un 40 por ciento de diferencia entre la oferta y la demanda de agua”.

En el pasado hiciste el Maratón des Sables. ¿Se puede comparar?
“Desde el punto de vista físico es muy diferente. ¡Para empezar, esto han sido siete semanas, no una! Al final de cada día no llegaba a una tienda y me relajaba, tenía que contar historias, tomar notas y pensar cómo hacer patente la crisis de agua existente. Además, todo ha sucedido en continentes diferentes con usos horarios distintos”.

El reto sirvió para denunciar la escasez de agua en el mundo

Mina Guli corrió su último maratón en EE.UU en su Thirst for Water challenge para dar a conocer la escasez de agua en todo el globo.
Mina Guli corrió su último maratón en EE.UU © www.thirstforwater.org

¿Qué fue lo más difícil?
“España fue el primer destino y cuando me topé con la realidad, pero lo peor fue la Antártica. Era la primera vez que corrí sin mi equipo y se trataba de un ambiente completamente diferente, blanco y duro. Nno es fácil distinguir entre el cielo y la tierra”.

“En Australia me costó adaptarme al calor extremo, ya que venía de la Antártica. También noté mucho las distancias y los cambios horarios".

¿Cuál fue la mayor variación de temperatura?
“Fuimos de -20ºC en la Antártica a +47ºC en Australia”. 

La Antártica supuso el mayor ‘shock’ para mi cuerpo

Mina Guli

¿Qué tipo de terreno te encontraste?
“La mayoría de la gente piensa que todos los desiertos están hechos de dunas de arena, pero en realidad hay una grandísima variedad. En la Antártica había nieve suelta que en algunos sitios me llegaba hasta la rodilla, lo que hizo que me cayera bastante.

Los otros desiertos iban desde senderos rocosos a enormes piedras, algunas más grandes que yo. Además de, por supuesto, dunas y más dunas de arena”.

La superficie era muy variada

Mina Guli en el desierto de la Antártica durante su Thirst for Water challenge para dar a conocer la escasez de agua en el globo.
Mina Guli en el desierto de la Antártica © www.thirstforwater.org

¿Qué se siente al correr por la arena?
“Imagínate que te ponen un par de kilos en tus tobillos y luego empiezas a correr en un barrizal en el que te vas hundiendo. Más o menos esa es la sensación.

Crees que no vas a llegar nunca, tus pies se mueven en cuatro direcciones. Terminas con una gran tensión en la parte superior de tus piernas por todo el esfuerzo que haces para intentar mantenerte estable”.

¿Cómo te entrenas para eso?
“Corro mucho. También trabajé la fuerza. Mi fisioterapeuta, Justin, me dijo que sólo podría conseguirlo con un cuerpo fuerte. Mi peor enemigo eran las lesiones, así que Nathan, mi entrenador, diseñó un programa en el que corría mucho y me preparaba para tener un cuerpo fuerte y resistente”.

Entrenó muy duro para ganar fuerza

Mina Guli corriendo en el Outback australiano durante su Thirst for Water challenge para dar a conocer la escasez de agua en el globo.
Mina Guli en el Outback australiano © www.thirstforwater.org

¿Cuáles fueron los tres mayores peligros?
“Deshidratación, sobrehidratación y agotamiento por calor. Y en Sudáfrica había una montaña de piedras enormes en las que me entró pánico por si me caía y me lesionaba”.

Mira el vídeo de Mina a mitad del camino

¿Cuál fue el momento más sensible?
“Correr sola por la Antártida, sin mi equipo. Fue un reto enorme. Mi primer día en Chile también fue muy duro. Hacía muchísimo calor, estaba cansada y no podía con mi cuerpo después del largo vuelo. Estaba al límite de mis fuerzas”.

¿Hubo algún día en el que pensaste que no lo conseguirías?
“Muchos días. Como la mayoría de la gente, tengo muchas dudas, pero si no lo intentas nunca sabrás si eres capaz de hacerlo”.

 

Correr por la Antártica sola fue un reto

Mina Guli


¿Qué has comido durante la aventura?
“Como ha sido un reto de muchos días, he comido alimentos de verdad, frutas y verduras, y no suplementos alimenticios. Soy vegetariana, por lo que he ingerido alimentos con muchos nutrientes”.

¿Cómo tienes los pies?
“Bien. Brock, mi podólogo, es fabuloso. ¡Los ha cuidado muy bien! En carreras anteriores tenía ampollas y se me caían las uñas, pero esta vez no ha ocurrido nada de eso”.

Las superficies por las que corrió eran muy variadas

La australiana corriendo en el desierto chileno de Atacama.
La australiana en el desierto chileno de Atacama © www.thirstforwater.org

¿Qué recuerdo es el que más te ha marcado?
"Las memorias que primero se me vienen a la cabeza son relacionadas con la gente que he conocido al contar historias sobre el agua, ya que de ello trataba el viaje.

En Australia estuve con aborígenes que me dijeron ‘sin agua no tenemos nada’. En Sudáfrica vi a personas con muchísimas dificultades porque el río del que tomaban el agua había descendido seis metros porque se empleaba para regar las cosechas”.

Sin agua no tenemos nada

Mina Guli celebra el fin de las siete semanas corriendo
Mina celebra el fin de las siete semanas corriendo © www.thirstforwater.org

¿Qué esperas conseguir con esta aventura?
“Quiero que la gente tome conciencia del problema del agua.

Sé que en Australia siempre hemos tenido presente este asunto porque desde hace tiempo nos dicen que cerremos el grifo mientras nos lavamos los dientes, que trdemos poco tiempo en ducharnos y demás cosas.

Pero no fue hasta 2012 cuando realmente comprendí la magnitud de todo esto. El cambio climático es importante, pero el tema del agua es urgente. Sin ella no tenemos nada y se está acabando rápido”.

“Otro asunto vital es el concepto del agua invisible. El 95 por ciento del agua que usamos cada día no es para beber del grifo o en la ducha, sino que la empleamos para fabricar cosas que usamos y consumimos. Es una estadística demoledora”.

Aquí sabrás más de Mina y la escasez de agua. @thirst4water

read more about
Next Story