12 preguntas y respuestas para ser aventurero

Alastair Humphreys nos cuenta cómo conseguir que te paguen por hacer tus aventuras más intrépidas.
Por Phillippa Stewart

Alastair Humphreys es un aventurero, bloguero, escritor y conferenciante. Ha dado la vuelta al mundo en bici, remado por el Canal de la Mancha y caminado a través de India y por el desierto de la Península Arábiga, además de realizar otras 'micro aventuras' cerca de su hogar. Encima, se gana la vida con ello.

Difícil de conseguir, pero nuestro héroe de hoy paró lo suficiente para poder preguntarle qué es ser un aventurero profesional, si realmente es tan divertido y si se puede cobrar por ello.

¿Cómo describirías tu trabajo?

Alastair Humphreys en un descanso durante su paseo por India.
¿Le podemos llamar "trabajo" a esto? © Alastair Humphreys

Siempre me describo como un aventurero. Es la mejor manera de definirme. Se trata de un concepto amplio, que va desde atletas de Red Bull que saltan desde montañas a alguien como yo que, en realidad, paso más tiempo detrás de una mesa de oficina hablando sobre aventura que haciendo gestas imposibles.

¿Qué es lo mejor de ser un aventurero?

El aventurero Alastair Humphreys en el desierto de Abu Dhabi.
Tirando del material en el desierto de Abu Dhabi © Alastair Humphreys

Lo que más me gusta es la libertad que supone ser tu propio jefe. Hacer lo que realmente deseas, de la manera que te gusta. Ser responsable de tu éxito o fracaso.

¿Qué es lo peor?

El aventurero Alastair Humphreys disfrutando de la puesta de sol.
Disfrutando de la puesta de sol © Alastair Humphreys

Como es tu trabajo, te tienes que ganar la vida con ello. Cuando llego a una cima y hay una puesta de sol maravillosa, en lugar de decir: "¡Qué bonito!", pienso: “Debería escribir en el blog sobre esto o lo otro, además de intentar que lo publiquen en una revista”. Si conviertes un hobby en un trabajo, hay una pequeña desventaja.

¿Qué le recomendarías a la gente que quiere empezar?

El aventurero Alastair Humphreys remando hacia Francia.
Remando hacia Francia © Danfung Dennis

Primero, tienes que saber cuál es tu pasión. ¿Qué tipo de aventura? ¿Quieres ser un instructor, guía…?

Mucha gente piensa que quiere ser aventurero profesional. Lo que deberían pensar es: “Quiero hacer una gran aventura”. Lo primero que tienes que hacer es realizar algo que sea extraordinario. Luego ya vendrá el momento de buscar el dinero.

¿Qué problemas encontrará el aventurero novato?

El aventurero Alastair Humphreys en el desierto.
Llegar a ser un profesional supone mucho esfuerzo © Alastair Humphreys

Es importante saber que antes de nada, tienes que aprender. Hay una generación que piensa que puede pasar de cero a ser una estrella en un instante. La realidad es que se necesitan años de trabajo. Tienes que empezar desde abajo y trabajar, trabajar y trabajar.

Me deprimo cuando recibo correos de personas que no han hecho absolutamente nada y me dicen que quieren ser aventureros. Lo primero que me preguntan es cómo ser conocido en las redes sociales, en lugar de preguntarme la mejor manera para recorrer China en bicicleta. Lo primero es la aventura, el resto vendrá después.

¿La vida de aventurero profesional es para cualquiera?

El aventurero Alastair Humphreys.
En la cima del mundo... © Alastair Humphreys

Si quieres hacer viajes, lo mejor es que consigas el mejor trabajo de oficina posible. Hacer seis meses en la oficina y luego estar por ahí el resto del año. Así tendrás más aventuras que el 99% de los llamados 'aventureros profesionales.

A mí seis meses en una oficina me mataría. Lo que me gusta, además de viajar, es escribir libros, artículos para revistas… Difundir la filosofía de la aventura por internet…

¿Cuál ha sido tu aventura más memorable?

El aventurero Alastair Humphreys en Sudán.
Leyendo un mapa en Sudán © Alastair Humphreys

Probablemente, la primera que hice: dar la vuelta al mundo en bici. Tu primera aventura es algo maravilloso que nunca más puedes volver a repetir. Cuantos más viajes haces, más sabes lo que te espera. La magia se diluye un poco.

Al principio fue increíble. Descubrías el mundo. Además, lo hice antes de que todo esto se convirtiera en mi trabajo. Era lo que quería hacer y no me importaba nada lo que pensasen los demás. Era una manera bonita de vivir.

¿Cuánto entrenamiento hace falta para este trabajo?

El aventurero Alastair Humphreys entrenando para el Bob Graham Round en el Lake Districk, Reino Unido.
Entrenando en el Lake District, Reino Unido © Alastair Humphreys

Depende del viaje que vayas a hacer. Hay aventuras que requieren que estés en forma y que todo se prepare a la perfección. Creo que las primeras veces son las mejores porque la gente se embarca con poco dinero y recursos.

En mi opinión, no hay nada mejor que agarrar tu bici y recorrer algún lugar durante un par de meses. Te vas poniendo en forma a medida que vas rodando. Es algo que no requiere una gran habilidad ni dinero y a cambio aprendes muchísimas cosas.

¿Te pagan bien?

El aventurero Alastair Humphreys en un río.
Intentando mantenerse a flote © Alastair Humphreys

Es algo que varía muchísimo. Se trata de un asunto importante. Hay que ser realista, tienes que ser consciente de que, en el mejor de los casos, te dará sólo para vivir, pero es un tipo de vida que merece la pena.

Cuando llegué al punto en el que podía vivir de mis aventuras: comer, dormir, pagar el alquiler… Me sentí que ya tenía todo lo que quería en la vida, pero los humanos siempre queremos más, somos avariciosos. ¡Más dinero!

Es muy raro que alguien sea capaz de conseguir dinero por una aventura desde el principio. Normalmente se requiere muchísimo tiempo. Debes ir labrándote una fama, ganando en credibilidad, además de ir mejorando a la hora de escribir, hablar o hacer vídeos.

El aventurero Alastair Humphreys en el desierto.
De noche en el desierto © Alastair Humphreys

Lo mejor es que la aventura sea sólo una parte de tu vida. Haz alguna gesta, escribe… pero también ten un trabajo normal. No dejes tu trabajo diario pensando que enseguida vas a ser un rico aventurero. Creo que las cosas no son así.

Vale, entonces, ¿se puede conseguir algo de dinero?

El aventurero Alastair Humphreys con su material en plena nieve.
La aventura puede ser muy dura © Alastair Humphreys

¡El aventurero británico Bear Grylls es rico! Pero hay mucha gente con ropa remendada y coches que se caen a trozos que también viajan y son felices.

Si quieres ser rico, estudia para banquero. Si quieres vivir la vida que has elegido, entonces hazte aventurero. Si vives la vida que deseas y encima eres rico, ¡entonces llámame por teléfono!

Si no fueses aventurero, ¿qué harías?

El aventurero Alastair Humphreys en Cornualles, Reino Unido.
En Cornualles, Reino Unido © Alastair Humphreys

Probablemente sería profesor. Creo que es el mejor camino para mí.

¿Hay algo más que los futuros aventureros deban saber?

Uno de mis amigos, Ben Saunders, que explora el polo, me enseñó que si vas a ser aventurero profesional, entonces tienes que presentarte de manera profesional.

Además, Ben siempre sabe encontrar a los mejores. Ya sea un especialista en el diseño de páginas web o un contable. Así, él se puede dedicar a lo que sabe hacer. Por experiencia recomiendo que esto se haga cuanto antes. Ojalá hace cinco años hubiese contratado a un contable, en vez de tener que hacerlo yo.

El aventurero Alastair Humphreys con una balsa en Islandia.
Con una balsa en Islandia © Alastair Humphreys

Mi mayor consejo es: ¡sal ahí fuera y haz una gesta increíble! No se lo cuentes a nadie, simplemente haz algo que tenga un gran significado para ti. Preocúpate de todo lo demás una vez hayas vuelto.

Para saber más de Alastair Humphreys, síguelo en Twitter. Entra en su página web o échale un vistazo a su último libro: The Boy Who Biked the World.

Phillippa Stewart es nuestra especialista en aventura. La puedes seguir en @PStewart_

read more about
Next Story