Estas olas son las montañas del mar

ATENCIÓN: mejor que te tomes una pastilla para el mareo antes de ver este vídeo. ¡Es flipante!
Por Corinna Halloran

En el Océano Antártico, cuando las legendarias bajas presiones del Polo Sur comienzan a girar, los barcos que participan en la Volvo Ocean Race se tienen que agarrar fuerte debido a los brutales vientos y a las monstruosas olas. En el Océano Antártico, a miles y miles de millas de la costa, hay unas olas tan grandes que se pueden tragar barcos de 20 metros y escupirlos después.

Son auténticas montañas de agua con un tamaño increíble. Las olas destacan por su dureza, y solo verlas aterra a cualquiera. Cuando estás en la parte baja y miras a la cresta de la ola no puedes evitar decir una pequeña oración. Que no te quepa la menor duda, estamos hablando de masas de agua de una enorme escala. De alguna manera podemos decir que también hay cumbres en medio del océano.

A diferencia de los monstruos que azotan las costas de Portugal o Hawái, estas olas en alta mar no tienen un trozo de tierra que las frene. No es posible encontrar un arrecife en el que cobijarse. En el Océano Antártico superan la altura de un hombre de 180 cm, e incluso llegan a triplicar su estatura. Cuando estas olas llegan a tierra, se convierten en unos retos magistrales que sólo los reyes del surf pueden encarar con éxito.

En la Volvo Ocean Race la climatología lo es todo, y si estás en el lado bueno de una tormenta puedes alcanzar una gran victoria o una enorme derrota. La tormenta te puede llevar hacia delante o dejarte anclado en la calma que la sigue. Los navegantes están constantemente controlando las altas y bajas presiones. El equipo siempre debe sacar el mayor partido a las condiciones en las que esté el mar, lo que a menudo significa acercarse lo más posible al centro de la tormenta.

Will Oxley estudia los restos del ciclón Pam.
Will Oxley estudia los restos del ciclón Pam © Amory Ross/Team Alvimedica/Volvo Ocean Race

Grandes olas significan enormes vientos y elevadas velocidades, pero no es muy cómodo navegar en estas condiciones, aunque los valientes participantes de la Volvo Ocean Race deben soportar estas terribles condiciones durante tres semanas.

read more about
Next Story