Estas películas pueden cambiar el mundo

El Festival de Cine de Toronto aloja films reivindicativos cuyo objetivo es remover conciencias.
Ladkani, Bernal, Spurlock, y Davidson en el TIFF
Ladkani, Bernal, Spurlock, y Davidson en el TIFF © Michael Buckner/Variety/REX/Shutterstock
Por Corinna Halloran

En el año 2016 es todo un reto realizar una película que destaque por encima del resto, especialmente cuando este verano se han estrenado Independence Day 2 o Escuadrón Suicida. Sin embargo, en eventos como el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) se pueden visionar películas que no solo sobresalen entre los grandes éxitos de Hollywood, sino que también remueven conciencias.

Cineastas como Gael García Bernal, Kief Davidson y Richard Ladkani en El juego del marfil, Morgan Suplock (saltó a la fama con Super Size Me) con su película Eagle Huntress y Leonardo DiCaprio en Before the Flood, consiguen justamente esto con sus trabajos: educar, al mismo tiempo que entretienen a la audiencia.

El juego del marfil, un documental producido por Terra Mater, te deja dos horas clavado en el asiento, mirando embobado la pantalla. Todo lo demás se desvanece y lo único que importa es si los elefantes protagonistas sobrevivirán o serán víctimas de la extinción. La misma sensación impone en la obra de Spurlock, aunque este film también te mete el miedo en el cuerpo (fue ideada para parecerse a una película de terror).

Volviendo a El juego del marfil, su director, Kief Davidson, explicó que documentales como el suyo, el cual se podrá ver en Netflix el próximo 4 de noviembre, causan un impacto inmediato. No en vano, gracias a esta plataforma, la película podrá llegar a un público masivo (Netflix tiene una audiencia de 82 millones de personas).

Es un tema muy urgente, había que hacer un documental en este momento porque los elefantes están cerca de la extinción. No queríamos esperar a una película narrativa.

Kief Davidson

El juego del marfil pone de relieve la trágica historia de los elefantes en la actualidad. En la película, los realizadores abordan a traficantes de marfil, investigadores, espías, la mafia, así como la participación de la familia real británica, para salvarles y superar la crisis global de un animal en peligro de extinción.

"Cuando la gente vea nuestra película, sentirá que es ficción”, dice Davidson. "Realmente parecía que estuviéramos grabando una película de acción, porque usamos cámaras ocultas”.

Ladkani, Bernal, Spurlock, y Davidson en el TIFF
Las películas pueden cambiar el mundo © Michael Buckner/Variety/REX/Shutterstock

Al crear una película documental de esta magnitud, de esta importancia, y que llega a una audiencia tan enorme, es vital mantener al público entretenido y dejarle con ganas de más. Después de todo, está dirigido a una audiencia global.

"Cuando me intereso por una historia, pienso así: ¿cuál es la historia? ¿Quiénes son las personas involucradas? ¿Por qué me importa?", dice Morgan Spurlock. “Si puedo encontrar las respuestas a esa pregunta, haré una buena película”.

Lo bueno de los documentales es que eliminan el discurso único. Abren un mundo de complejidades que no pueden ser discutidas o resueltas en un solo tuit. 

Gael García Bernal

Y El juego del marfil, al igual que los films de Spurlocks y DiCaprio, consiguen precisamente eso. Sin embargo, después del estreno es cuando comienza el verdadero desafío: ahora que el problema ha sido expuesto, ¿cómo lo resolvemos? Afortunadamente, Davidson y Ladkani cuentan con el apoyo de Terra Master, quien produjo la película, Netflix y su audiencia millonaria, y el propio Leonardo DiCaprio.

Leonardo DiCaprio es un personaje muy influyente. Gracias a su voz, el mensaje se amplifica un millón de veces, así que ha sido una suerte contar con él en este proyecto, al igual que con Jane Goodall, una de nuestras embajadoras.

Richard Ladkani

Queda claro que, a través de películas de alta calidad y personajes de máximo renombre, es posible llegar a una audiencia masiva y, en última instancia, salvar el mundo. Los realizadores tienen el poder de incitar a las masas, especialmente cuando es para algo positivo. Es de vital importancia sacar provecho de los medios para llegar a tantas personas como sea posible y, de esta forma, salvar a los animales y al mundo de su desaparición.

"Tenemos una cultura visual", asegura Bernal. “Así se consigue que la gente hable".

read more about
Next Story