¿Cómo estos tipos remaron contra esta corriente?

El estrecho de Saltstraumen en Noruega puede ser mortal pero ello no detuvo a estos dos remeros.
Por Corinna Halloran

En el norte de Noruega vive una bestia que se despierta cada seis horas con el cambio de la marea. Un poder tan terrorífico y terrible que puede acabar con cualquiera, sobre todo cuando con la luna llena la corriente es más brutal. El estrecho de Saltstraumen tiene las corrientes más fuertes del planeta, capaz de enviar 400 millones de metros cúbicos de agua a través de un brazo de mar de 1,9 km de largo y 150 metros de ancho.

En la historia reciente la corriente ha terminado con la vida de 60 personas, incluyendo la abuela del hombre que vemos en el vídeo. Los remolinos y las rocas forman parte de la leyenda de Saltstraumen. Todo esto no fue suficiente para detener a Kjetil Borch y Nils Jakob Hoff, quienes lograron lo imposible al cruzar el estrecho remando.

Sí, lo que lees, remaron y remaron a lomos de una canoa realizada en fibra de carbono de 13 metros de longitud y 30 cm de ancho. Junto a remolinos mortales superaron el estrecho con técnica y una buena dosis de adrenalina.

“En teoría tenía que funcionar pero la teoría y la realidad no siempre son la misma cosa. Este lugar es muy famoso y lo conocíamos desde que éramos niños. Nos sentamos a estudiar todo con muchísimo detenimiento, calculando hasta el mínimo detalle. Vimos que era posible”, dijo Hoff.

Para ser capaces de remar con éxito a través de la corriente, Hoff y Borch no sólo tenían que ir más rápido que ésta, sino que también debían hacerlo en línea recta a través del estrecho pasaje, pese a que tenían remolinos por todos lados. Los dos remeros batallaron a brazo partido con el mar en el estrecho de Saltstraumen, mientras que las corrientes hicieron todo lo posible para tragárselos para siempre.

“No puedes detenerte un segundo. Cuando tienes el remo a 2,5 metros de algo que podría llevarte hasta el fondo del océano, entonces te das cuenta de que tienes mucha prisa. Tu corazón parece que quiere salir del pecho latiendo como un caballo desbocado. Remas todo lo que puedes y más”, dijo Hoff.

Estos dos hombres han conquistado las aguas más peligrosas de Noruega, alcanzando algo casi imposible. Cuando eres joven, fuerte, y un gran remero lleno de adrenalina, entonces, ¿por qué no enfrentarse a la leyenda?

¿Preparado y con ganas de ver otras hazañas imposibles que se volvieron realidad? ¡Echa un vistazo al intento de David Lama a la pared más implacable y a unos récords rotos que te costará creer que son verdad!

read more about
Next Story