Hirvonen Journeys: De Portugal a Argentina

Ir desde el Algarve hasta Argentina no es moco de pavo. Un carrito de golf debería ser suficiente, pero... ¿quién iba a imaginar que la policía local es tan poco deportista? Esconde tu hierro 9 si vienes a Buenos Aires, o puede que termines en El Clinko, como nuestro finés favorito...

© Cortesía de Citroën.