Cyril Despres Enduropale 2012
© Flavien Duhamel/Red Bull Content Pool

He venido a Francia para una de una de mis carreras favoritas, Le Trèfle Lozérien. Este evento se ha hecho muy famoso dentro del ambiente del enduro, desde que se empezó a celebrar hace unos 30 años. Hoy seiscientos pilotos comenzarán la carrera, y el evento está en marcha.

Le Trèfle Lozérien es la única oportunidad que tengo este año de competir en Francia, así que estoy muy contento de poder participar.

Es una carrera muy interesante, porque las etapas especiales son muy cortas. Eso significa que los días antes de que empiece la carrera puedes ir caminando por cada prueba especial, para comprobar los peligros que pueda haber. Puedes buscar saltos y otros riesgos potenciales, y también identificar los puntos donde puedes ir a todo gas.

He llegado tres días antes de la carrera, y he revisado todas las etapas con Stephane Peterhansel. En realidad Stephane se hizo famoso aquí, antes de ganar todos esos Dakar. Ahora conduce un coche en el Dakar, pero sigue volviendo siempre a Le Trèfle Lozérien para subirse a una moto.

Estar sobre la alfombra roja del Festival de Cine de Cannes fue muy diferente a competir en un campo embarrado

Ya veremos lo rápido que soy capaz de ir durante los próximos días. He estado entrenando mucho para recuperarme de mi lesión, pero tendremos que esperar para ver como responde. En esta carrera voy a pilotar una moto un poco más pequeña de lo habitual para mí, una KTM Enduro 350.

Creo que competir en Le Trèfle Lozérien va a ser una forma divertida de terminar una semana bastante surrealista en Francia. Estar sobre la alfombra roja del Festival de Cine de Cannes fue muy diferente a competir en un campo embarrado; fui allí lanzar oficialmente mi libro, Dakar 4X.

El cambio de ambiente estuvo bien, y siempre es interesante conocer gente nueva. Sé que mi novia disfrutó de la oportunidad de vestirse como una estrella de cine. Yo decidí mezclarme también con el ambiente, y me puse esmoquin y pajarita.

Fui a ver alguna película en las salas de proyección, y terminé viendo Madagascar 3. Tienen algunas películas muy serias en Cannes, ¡así que al menos esta la pude entender! Tendremos que ponérsela a nuestra hija pequeña cuando lleguemos a casa.

El viaje a Cannes ha sido una buena forma de informar al mundo de mi libro. Espero que esa publicidad adicional nos ayude a vender más copias, y a recaudar fondos para mi escuela en Senegal.