Marc Coma, del Red Bull KTM Factory Team, posa para un retrato los preparativos de los equipos para el Dakar 2014 en Erfoud (Marruecos) el 9 de octubre de 2013.
© Flavien Duhamel/Red Bull Content Pool

En el rally vamos rápido todo el tiempo. Incluso en un accidente a baja velocidad como el que tuve en Marruecos en 2012, iba a 60 km/h. Así que si nos caemos, lo ideal es hacer todo lo posible para salir ileso. Ir totalmente protegido es fundamental.

¡Puedo cambiar la bota interior por una limpia cuando empieza a oler!

Yo llevo botas normales de motocross, porque me protegen los pies, los tobillos y las espinillas. Son fuertes y evitan que me tuerza el tobillo si lo meto en un surco. También llevan una bota interior para tener mayor apoyo y comodidad. ¡Y un beneficio añadido es que puedo cambiar la bota interior por una limpia cuando empieza a oler!

Yendo hacia arriba, también uso rodilleras. Me protegen en caso de caída o si me doblo la rodilla, y son un gran apoyo para pasar horas de pie cada día. En vez de una coraza normal, la mayoría de pilotos de rally llevan una chaqueta biónica, que además de protección en la espalda y el pecho lleva en los brazos y hombros, para evitar las lesiones y las quemaduras con el suelo en una caída.

Además de eso, llevamos collarín, casco, gafas y guantes, junto a los pantalones y la chaqueta de competición, con todos los logos de los sponsors.