El equipo oficial Red Bull KTM en el Rally Dakar
© Flavien Duhamel/Red Bull Content Pool

Teniendo en cuenta los desafíos a los que tenemos que enfrentarnos en el Rally Dakar, es fácil terminar exhausto y agotado. Descansar y dormir todo lo que se pueda es de vital importancia. El hecho de perder tiempo por unas cosas u otras no ayuda; lo único que quieres es no quedarte dormido durante la carrera.

Nos levantamos cada mañana antes de que amanezca para empezar el nuevo día.

Sin embargo, no es tan fácil dormirse. Cuando acabamos cada una de las etapas, aún quedan un montón de cosas por hacer. Tienes que hablar con el equipo y con los medios de comunicación; comer, beber, preparar la hoja de ruta del día siguiente…

En otras ediciones de la competición, dormíamos en tiendas junto al camión de apoyo, aunque tuve suerte de poder utilizar una caravana en Sudamérica. Comparado con una tienda, es casi como un hotel de cinco estrellas. En cualquier caso, tampoco nos pasamos mucho rato en ella porque nos levantamos cada mañana antes de que amanezca para empezar el nuevo día.

Este año tenemos dos etapas maratón. Estaremos separados del equipo por lo que tendremos que volver a dormir en una tienda durante dos noches. Tampoco es que me importe mucho. A lo largo de mi trayectoria por el Dakar, he dormido muchas veces en tiendas de campaña por lo que durante las dos etapas maratón reviviré el espíritu del rally.