Marc Coma atraviesa el agua para llegar al otro lado
© Marcelo Maragni/Red Bull Content Pool

Es imposible competir al 100 % durante todos los días del Dakar. Tienes que encontrar un ritmo que no te sea muy difícil de mantener, sin olvidar lo exigente que es la carrera. Yo iré, probablemente, al 85 % durante la etapa. Intento encontrar una zona de confort para luego mantenerla.

Si tienes un día malo, no dejas de cometer errores.

Algunos días lo consigues casi sin esfuerzo. Todo va a la perfección, paso por todos los puntos marcados, no cometo ningún error en la conducción y me siento bien sobre la moto. Pero por otro lado, hay días en que pareces un novato en esto, como si fuera la primera vez que fueras en moto.

Si tienes un día malo, no dejas de cometer errores, todo te cuesta mucho y te mueres por llegar a la meta. Es en esa clase de días donde lo que hago es apretar los dientes y ponerme como si fuera un trabajo cualquiera. Lo único que no dejo de repetirme a mí mismo es: “Mañana será un nuevo día y, con suerte, uno mejor”.