Reportaje completo del Rally de Italia

Toda la acción desde Cerdeña, donde Mikko Hirvonen ha conseguido su primera victoria para Citroen
Mikko Hirvonen y Jarmo Lehtinen en el Rally de Italia, en Cerdeña
Mikko y Jarmo se llevan los aplausos © Citroen Racing
Por Greg Stuart

Mikko Hirvonen pilotó con suavidad y se aprovechó de los errores de otros pilotos para conseguir una cómoda victoria en el Rally d'Italia, terminando 1m20.6s por delante del joven piloto ruso Evgeny Novikov.

Fue la primera victoria del finlandés en 2012, después de que le fuera arrebatada su victoria en Portugal en abril, por descubrir que su Citroën DS3 estaba equipado con piezas irregulares. Esta victoria de Hirvonen rompe su mala racha con Citroen, y es una buena señal para el año 2013, en el que pasará a ser el primer conductor del equipo

Sebastien Loeb, el hombre cuya semi-retirada despeja el camino para que Hirvonen pueda ascender en la escala de Citroen el próximo año, sorprendió al tener que retirarse del rally después de sufrir una rotura de la dirección en la primera etapa del viernes, al golpear una piedra.

"Cometí un error y me salí," dijo Loeb con naturalidad después. "Soy humano; esas cosas pasan.”

Rally de Italia, Cerdeña, 18-21 noviembre, Petter Solberg Ford Fiesta WRC
Esta fue una imagen habitual en Ford © Ford

Después de haberse asegurado su noveno campeonato del mundo en el último rally de Francia, parecía que Loeb no iba a perder el sueño por su salida. Después de que su Citroen fuera declarado irreparable, el francés optó por pasar el resto de la carrera saltando de una etapa a otra en motocross.

Jari-Matti Latvala se llevó el primer golpe del rally al ganar la etapa clasificatoria del jueves. El primer piloto de Ford optó entonces por ser el primero en salir en las dos etapas del jueves, ambas en la prueba de Terranova, con el razonamiento de que perdería menos tiempo limpiando la grava de la etapa de lo que habría perdido teniendo que atravesar el polvo levantado por el resto de pilotos.

Sin embargo, esto resultó ser un error, tal y como Latvala admitió al final del día, ya que el polvo húmedo que había debajo del nivel superior de grava que él limpió proporcionó un mejor agarre a los pilotos que le seguían. Los problemas del finlandés se agravaron más tarde, cuando golpeó una piedra en la segunda tanda de Terranova, perdiendo treinta segundos en el proceso después de romper la rueda. Al final del primer día, los dos Citroën de Loeb y Hirvonen estaban al mando, con Loeb sólo 1,1s por delante de su compañero de equipo.

Rally de Italia, Cerdeña, 18-21 noviembre, Thierry Neuville Citroen DS3 WRC
Neuville siguió presionando, a pesar de sus dedos © Citroen Racing

Fue durante la primera etapa del viernes, en la prueba de 29,68 kilómetros en Monte Lerno, cuando Loeb se salió del rally. El francés había estado presionando mucho hasta que se pasó al entrar en una curva rápida a izquierdas, culpando después del error a una equivocación en sus notas.

La retirada de Loeb ascendió a Petter Solberg al segundo puesto, por detrás del nuevo favorito Hirvonen. Sin embargo, tres etapas más tarde, en la SS7, el propio Solberg se estrelló, rompiendo la dirección. Ése fue el golpe mortal a los esfuerzos que el equipo Ford había puesto en el evento, después de que Latvala terminara en la cuneta al romperse su radiador en la SS4.

"Pude ver vapor saliendo del radiador, y miré a mi copiloto para ver si había una luz de advertencia en el panel de instrumentos," dijo Latvala después del incidente. "Cuando volví a mirar al camino, me di cuenta que no podía frenar a tiempo para la próxima curva. Debería haberme centrado en conducir y haberle dejado a él comprobar el panel."

Los dos coches del equipo continuaron para terminar el rally, con Solberg terminando en noveno lugar y Latvala duodécimo, a pesar de conseguir ganar la Power Stage en la SS13. Tal vez después de un resultado como este, Ford no se sienta tan mal acerca de su retirada de la WRC...

read more about
Next Story