Reportaje del Rally de Italia: Segunda parte

Repasamos toda la acción del Rally de Italia, en Cerdeña
Rally de Italia, Cerdeña, 18-21 noviembre, Petter Solberg Ford Fiesta WRC
Solberg ganó la última etapa del rally © Ford
Por Greg Stuart

Después de haber recibido la desagradable noticia de la retirada de Ford de la competición a principios de esta semana, Malcolm Wilson debe haberse permitido una irónica sonrisa, ya que tanto Evgeny Novikov como Ott Tanak ascendieron en la clasificación al segundo y tercer lugar en sus M-Sport Fiestas.

A Wilson podría haberle preocupado un poco, sin embargo, que el a veces imprudente Tanak pudiera ser víctima del implacable paisaje de Cerdeña; después de todo, si le pasó a Loeb, también podría pasarle a Tanak. Pero parecía que el joven piloto estonio había tenido en cuenta el consejo que le dio su mentor Markko Martin durante el rally: "Si no chocas," le dijo Martin a Tanak, “consigues mejores resultados.”

Esa fue sin duda la política que estaba adoptando Hirvonen, ya que mantuvo su ventaja sobre Novikov por encima de un minuto. "Está claro que sólo puedo mantenerlo sin tener que empujar,” dijo Hirvonen. "Pero no es fácil, porque hay que mantener el ritmo."

Thierry Neuville, pilotando en lugar de Nasser Al-Attiyah, que ha dejado su temporada de WRC 2012 para centrarse en su proyecto en Dakar, estaba pasándolo peor en su Citroën DS3. El belga volcó su coche en la SS3 y se quemó los dedos contra el borde de una llanta caliente cuando lo empujaba de nuevo a su posición. Las quemaduras eran tan graves que su copiloto Nicolás Gilsoul tuvo que conducir el coche hasta el final de la etapa, donde Neuville pudo recibir atención médica. A partir de ahí continuó, sin embargo, terminando el rally en 18ª posición.

Otro joven para el que las cosas no estaban siendo tan complicadas fue el piloto de Skoda, Sebastien Ogier. El francés presionó con fuerza en su Fabia, y en la SS5 se convirtió en el primer piloto de la historia en ganar una etapa del WRC en un coche S2000. Ésa es una buena señal para el próximo año, cuando se unirá a Latvala y a su actual compañero del equipo Skoda Andreas Mikkelsen en el nuevo coche Volkswagen Polo WRC.

Rally de Italia, Cerdeña, 18-21 noviembre, Sebastien Ogier Skoda Fabia S2000
Sebastien Ogier gana por primera vez con un S2000 © Volkswagen Motorsport

Mientras tanto, si los puntos se concedieran por los actos de altruismo (y es una pena que no lo sean), entonces Yuri Protasov habría sido el ganador del Grupo N con mayor comodidad incluso de lo que lo hizo. Al pasar el accidentado Ford de Martin Prokop, el ucraniano decidió detenerse para ayudar en lugar de seguir conduciendo.

"Todo el mundo estaba pasando por delante de él, y pensé que eso no estaba bien", dijo Protasov después. "Así que me paré, cogí un cable de remolque y tiré para sacarlo. Espero que otros hubieran hecho lo mismo por mí… ¡pero probablemente no lo harían!" Prokop se sintió tan conmovido por lo que hizo Protasov que buscó al ucraniano después de la etapa y le regaló una botella de prosecco.

Llegando a la última jornada, la victoria de Hirvonen parecía segura, al terminar la primera etapa 1m28.2s por delante de Novikov. El finlandés optó por tomárselo con calma cuando el rally estaba terminando, lo que permitió a Mads Ostberg hacerse con la victoria en la Power Stage SS15 de práctica en Gallura, mientras que Petter Solberg ganó el Power Stage real en la SS16. Ostberg terminó finalmente en cuarto lugar, anotándose más victorias de etapa durante todo el rally que el propio Hirvonen. Pero el ritmo constante del finlandés, su falta de errores y su solidez mecánica garantizaron su victoria.

"Hemos venido aquí para ganar, y lo hemos hecho sin cometer errores, mientras que los otros los han cometido," dijo Hirvonen después de cruzar la línea en la SS16. "Con el campeonato decidido, todos se han esforzado al máximo para ganar, y por eso ha habido tantos accidentes."

Sólo falta un evento por celebrarse en el calendario del Campeonato del Mundo de Rallyes, en España dentro de tres semanas. Será uno que incluso el cada vez más indiferente Loeb querrá ganar desesperadamente, ya que será el último evento WRC del francés como competidor del campeonato a tiempo completo. Por hoy, sin embargo, los aplausos le corresponden a su compañero de equipo Hirvonen, que estará deseando tener el coche número uno de Citroen cuando el WRC llegue en enero el año que viene a Montecarlo.

Mikko Hirvonen y Jarmo Lehtinen en el Rally de Italia, en Cerdeña
Mikko y Jarmo se llevan los aplausos © Citroen Racing
read more about
Next Story