Una charla rápida con Glenn Coldenhoff

Tras arrancar fuerte este año, el piloto de MX2 está a un gran nivel. Redbull.com charla con él...
MX2 2013, Glenn Coldenhoff, Valkenswaard, KTM
Glenn Coldenhoff en acción, en el GP de Holanda © Ray Archer / KTM Images
Por Joseph Caron Dawe

Este año Glenn Coldenhoff, piloto del equipo Standing Construct KTM, ha empezado el Mundial de MX2 en una gran forma.

El holandés compite por tercera vez en el Mundial y, tras haberse celebrado cinco pruebas de las series de 2013, ahora figura tercero en la clasificación general. Por ahora se le han escapado los podios, pero parece que los tiene al alcance de la mano, y de momento, todo marcha bien de cara a lograr sus objetivos esta temporada.

“La meta que me he marcado este año es terminar entre los cinco primeros. De momento voy tercero, así que, si puedo mantener el ritmo hasta el final, ¿por qué no? Podría pelear por estar entre los tres primeros, seguro”, declaraba hace poco Coldenhoff a redbull.com.

“Creo que he sido muy constante y firme en todas las carreras disputadas, nunca he estado fuera de los ocho primeros. Esto también cuenta. En la primera prueba de motocross, conseguí el segundo puesto en Catar. Me sorprendió un poco, porque esperaba más del resto de pilotos, pero ahora están apretando más fuerte. ¡De momento, todo va bien!”

Pero ese resumen no basta para explicarlo todo. La fortaleza actual de Coldenhoff contrasta con algunos problemas físicos que le perjudicaron en la temporada 2012…

He estado esforzándome al máximo.

“El año pasado me operaron dos veces, en el hombro y el codo. Después de eso, recuperarse y volver siempre cuesta mucho", explica. “Pero con una temporada como la que me está saliendo, tercero en la tabla, la cosa marcha bien".

Uno de los factores clave responsables de los progresos de Coldenhoff este año (el año pasado acabó noveno de la general) es que ha adoptado un enfoque totalmente nuevo del entrenamiento, con el asesoramiento de Harry Everts, cuádruple campeón del Mundial de Motocross.

“La verdad es que he cambiado muchas cosas. Ahora tengo un entrenador personal, nos juntamos dos veces por semana, y he trabajado mucho físicamente el tronco", nos revela Coldenhoff. “Con Harry Everts, además, he aprendido mucho en el plano mental, tiene muchísima experiencia.

Para mí, lo más importante es mantener la calma y Harry me ayuda un montón en ese punto.

“También he pasado un invierno genial con el equipo, he ido a un montón de pistas muy duras. Ahora tengo seguridad y confianza, y pienso mantenerlas durante todo el año”.

También se ve más determinación en la actitud de este chico de 22 años, algo que él atribuye a Everts...

“Harry aprieta sin parar, siempre exige más. Me gusta entrenar duro y él me ayuda con los aspectos más positivos del entrenamiento, sobre todo mentalmente. Psicológicamente yo no soy demasiado fuerte, pero este invierno he mejorado mucho con Harry, me ha fortalecido una barbaridad”.

read more about
Next Story