La hora de la verdad en 250SX, primera parte

Hahn y Musquin se enfrentan por su primer título de campeón en la final de Las Vegas.
Supercross 2013, categoría 250 Costa Este, Marvin Musquin
¿Quién vencerá en la clase 250 Costa Este? © Garth Milan/Red Bull Content Pool
Por Aaron Hansel

Con la corona de 450SX ya firmemente ceñida en la cabeza de Ryan Villopoto por tercer año consecutivo, en el Supercross de Las Vegas que se disputará este fin de semana, la expectación recaerá en las batallas por el campeonato regional de las categorías 250SX de la Costa Este y la Costa Oeste. Vamos a dedicar un minuto a ver cómo está el panorama en la división Este y qué podría pasar en la pelea fnal.

El escenario
Divisisión regional Este 250SX

Los protagonistas
Wil Hahn – Dos victorias, 178 puntos
Marvin Musquin – Cuatro victorias, 173 puntos

¡Menuda temporada la Wil Hahn con el equipo GEICO Powersports! Logró la primera victoria de su carrera en Atlanta y obtuvo un segundo triunfo consecutivo una semana más tarde en San Luis. Desde entonces no ha vuelto a ganar, pero tampoco se ha bajado del podio, a pesar de haber sufrido algunas salidas bastante malas. Y eso está muy bien, porque si en Las Vegas logra ser segundo o ganar, el campeonato será suyo, haga lo que haga Musquin. Musquin también logró la primera victoria de su carrera en el AMA Supercross esta temporada (¡y la segunda, tercera y cuarta!). Si Musquin gana y Hahn acaba tercero, cosa que ya ha ocurrido dos veces esta temporada, el título será para el simpático Musquin. En este último escenario, Musquin y Hahn empatarían a puntos, pero por si no lo tienes claro, el mayor número de victorias de Musquin lo pondría por delante.

Supercross 2013, categoría 250 Costa Este, Marvin Musquin
Musquin acumula más victorias que Hahn © Garth Milan/Red Bull Content Pool

La incertidumbre corre por cuenta de Blake Wharton y Tyler Bowers. Wharton está ya eliminado de la pelea por el título y Bowers, que compite en sustitución del lesionado Dean Wilson, nunca tuvo el campeonato a tiro. Pero eso no les quita las ganas de triunfar y, desde luego, no van a ceder el paso gentilmente a Hahn ni Musquin para que acaparen más puntos.

Wharton ha ganado una carrera este año (podrían haber sido dos si no hubiese desperdiciado la victoria que tenía prácticamente asegurada a falta de menos de una vuelta en Indianápolis), así que está claro que es lo bastante rápido para convertirse en un aguafiestas en Las Vegas. Esto mismo vale para Bowers. Solamente ha tomado parte en dos pruebas de Supercross este año, pero se ha mostrado rápido desde el primer momento y hace poco se aseguró su tercer título consecutivo de Arenacross. En Minneápolis caminaba con paso firme hacia el tercer puesto hasta que Blake Wharton lo sacó de pista en un giro después de que Bowers, con decisión, se negase a soltar el gas mientras corría por la cuerda del exterior.

Gane quien gane el título, tanto Hahn como Musquin deberían estar orgullosos de lo que han logrado esta temporada. Ambos han firmado sus primeras victorias, han representado dignamente a sus patrocinadores y están más cerca que nunca de llevarse un campeonato de supercross.

No te pierdas la segunda parte de la hora de la verdad, donde analizaremos qué podría pasar en la final de las series de la categoría regional 250SX Costa Oeste.

read more about
Next Story