Loeb, cerca de ganar en Argentina

Tras los problemas de sus rivales, el nueve veces campeón tiene otra victoria en Sudamérica a tiro.
© McKlein Image Database
Por Carl McKellar

Solamente cuatro tramos, que se correrán el sábado, separan a Sébastien Loeb de su octavo triunfo consecutivo en el Rally de Argentina. Durante la tarde del viernes, llena de incidentes e incertidumbre, estiró su ventaja sobre Sébastien Ogier hasta casi 40 segundos.

Loeb marcó el mejor tiempo con el Citroën DS3 en las dos segundas pasadas de los tramos disputados en la mañana del viernes. Se instaló cómodamente en cabeza de la tabla después de que Ogier perdiese tiempo por un pinchazo en el tramo Santa Rosa-Villa del Dique y de que a su compañero de Citroën Mikko Hirvonen se le parase el coche en la prueba de Amboy-Yacanto.

Ogier cayó del primer al tercer puesto en la sesión matutina, tras salirse de la pista y acabar en una zona muy embarrada, pero se recuperó y arrebató el segundo lugar a Hirvonen. El finés perdió más de cinco minutos en el tramo Amboy-Yacanto, ya que su DS3 tuvo un problema eléctrico y provocó que tuviese que pararse y arrancar varias veces. Como resultado, se despeñó hasta la lejana sexta posición de la tabla.

WRC Argentina 2013, Sébastien Loeb, Citroën DS3 WRC, Sébastien Ogier, Volkswagen Polo R WRC
Loeb y Ogier comentan las trazadas © McKlein Image Database

Loeb, que ahora goza de 39,8 segundos de diferencia, declaraba que: “Esta mañana hicimos una buena pasada en el tramo Amboy-Yacanto y esta vez no fue tan duro, había menos riesgo de pinchazos, así que apreté a fondo. Pero aún hay que tener cuidado. Mina-Clavero es el primer y tercer tramo del sábado, y es muy duro para los coches”.

Ogier, líder del Mundial de Rallies, arañó 0,5 segundos de la ventaja de Loeb en el sprint superespecial del viernes por la noche. Explicaba así la carrera: “Me tomé con calma la segunda pasada por Amboy-Yacanto. Seguramente el pinchazo del tramo anterior no me costó más de cuatro segundos o así, pero después tuve que cambiar y poner la única rueda de repuesto que llevaba. Así que, después de eso, no quería correr riesgos y, además, al ver que Mikko, que es el principal rival para el campeonato, tenía un problema, me podía relajar un poco. Como ya he dicho antes, aquí vencer a Loeb no es mi principal preocupación”.

Un Hirvonen decepcionado añadía: “Se nos cortaba la electricidad y luego volvía, pero luego se fue por completo al aterrizar tras un salto. Así que tuvimos que detenernos, apagar todos los sistemas y volver a arrancarlos. Por suerte, volvió a funcionar, pero ya era demasiado tarde”.

WRC Argentina 2013, Evgeny Novikov, Ford Fiesta RS WRC.
Novikov sube al tercer puesto © McKlein Image Database

Jari-Matti Latvala y Andreas Mikkelsen, compañeros de Ogier en VW, también tuvieron dificultades el viernes por la tarde. Latvala perdió casi dos minutos al detenerse para cambiar un neumático pinchado en Amboy-Yacanto, mientras que Mikkelsen no pudo tomar la salida del tramo debido a los daños que sufrió su Polo R en la sección anterior.

Con todos estos percances, la tercera plaza la ocupa el piloto ruso Evgeny Novikov, del equipo M-Sport. Gracias a los problemas de Hirvonen y tras ganar la superespecial del viernes noche, Latvala se mantiene en cuarto lugar, a tan solo ocho segundos de Novikov.

Thierry Neuville, de M-Sport, es quinto y está a menos de un minuto de Novikov. Eso sí, Hirvonen no le supone una gran amenaza, ya que marcha tres minutos por detrás.

Mads Østberg es séptimo. Recibió una sanción de diez minutos, ya que no finalizó los últimos dos tramos del jueves porque rompió la dirección de su M-Sport Fiesta. Lo destacable es que está prácticamente a diez minutos del segundo, Ogier. Eso demuestra lo rápido que va tras haber retomado su participación en la clase Rally 2.

Haz clic aquí si quieres conocer los tiempos por tramos y la clasificación del Rally de Argentina.

read more about
Next Story