De charla con Julian Stevens (KTM)

Los técnicos y mecánicos anglosajones tienen un dicho al que llaman “las siete P”:
Por Jonty Edmunds

“Proper Planning and Preparation Prevents Piss Poor Performances”: PrePararse y Planificar Previamente imPide torPezas y Penurias. Es tan cierto hoy como lo ha sido siempre. También resume perfectamente la actitud del mecánico de fábrica KTM Julian Stevens. Con años de experiencia en mecánica y habiendo guiado a Paul Edmondson y David Knight a conquistar el Campeonato del Mundo de Enduro, Julian ha vivido más victorias de las que puede recordar. Él es quien está actualmente detrás de Jonny Walker “Smooth”, ganador del Erzberg Rodeo 2012, y sabe todo lo que hace falta para preparar una competición de motocross.

“La preparación empieza en cuanto termina la prueba anterior. Hay que lavar la moto a fondo, como Dios manda, para que se pueda ver cada centímetro cuadrado de ella”, explica Julian. “Al retirar todas las cubiertas de plástico se puede examinar la mecánica de la moto. Hay que inspeccionarla visualmente. Lo que yo hago es confeccionar una lista con todas las tareas que hay que realizar, desde la rueda delantera hasta la trasera. Cuando repasas la lista siempre se te ocurren más cosas que hay que atender y así no se olvida nada. Hay que organizarse, ser metódicos y tomarse el tiempo necesario, eso es lo que importa”.

La preparación empieza en cuanto termina la prueba anterior.

Las competiciones de hard enduro siempre son muy duras para la mecánica. Julian opina que llegar al final de una prueba sin "problemas" mecánicos es responsabilidad tanto del mecánico como del piloto. “Para empezar, yo tengo que preparar bien la moto y asegurarme de que esté lista para afrontar las condiciones del terreno. Pero el piloto también tiene que cuidar de la moto. Si un piloto se tira con la moto montaña abajo sin más miramientos, da igual lo bien que se la hayamos preparado, tiene pocas posibilidades de terminar la carrera. Las motos de ahora son fuertes, están muy bien hechas, pero no son indestructibles. Jonny, como algunos de los mejores pilotos con los que he trabajado, no machaca la moto y cuida de la mecánica lo mejor que puede”.

Entonces, ¿qué diferencia el trabajo de Julian en la preparación de la moto de cara al Erzberg Rodeo respecto a, supongamos, otra prueba como The Tough One? “Generalmente, la preparación básica es igual, la moto se pone a punto para que esté como a Jonny le gusta y para que todo funcione como debe. Luego nos fijamos en el tipo de carrera, las condiciones meteorológicas, las características del terreno, etc. y afinamos la moto en consonancia.

“Para el Erzberg Rodeo hemos incorporado algunos protectores, para defender la moto de tanta roca. Si llueve, la haremos más resistente al agua. Si hace frío o calor, o si hay mucho polvo en el ambiente, lo que sea, se realizan modificaciones sutiles para adaptarla al tiempo y las condiciones ambientales”.

¿Y cuál sería el consejo más importante de Julian para preparar una moto de cara a una prueba de hard enduro? “Limpiarla bien, anotar todo lo que hace falta y se quiere hacer en la moto y pensar en la próxima competición. La mayoría de los pilotos no son capaces de pasar más de una o dos tardes en el garaje poniendo a punto las motos, ni son expertos en mecánica. Hay que exprimir al máximo el tiempo que se tenga para trabajar en la moto, pero sin meter mano en algo si no se está completamente seguro. Hay que hacer las cosas una sola vez, hacerlas bien y sin esperar al último día. De esta forma, si hay algún problema, siempre hay tiempo para buscar la ayuda de expertos. Y nunca hay que olvidarse de cuidar la moto durante la competición, porque eso ahorra trabajo para la siguiente carrera".

read more about
Next Story