El LaRocco’s Leap en el RedBud National

Echa un vistazo al salto más conocido de todo el Lucas Oil Pro Motocross.
El LaRocco’s Leap en el RedBud National
El LaRocco’s Leap en el RedBud National © Simon Cudby/KTM/Red Bull Content Pool
Por Aaron Hansel

El LaRocco’s Leap (el salto de LaRocco, en español), nombrado así por la antigua leyenda del motocross, Mike LaRocco, forma parte de la histórica pista del RedBud y es conocido por ser uno de los saltos más famosos de todo el circuito de Lucas Oil Pro Motocross. Tras echar un vistazo a la increíble cuesta que precede a las dos colinas y conforman el triple salto, uno se da rápidamente cuenta de por qué esta parte de la pista tiene esa reputación.

El salto se creó hace más de veinte años, cuando LaRocco, que es de la zona, le contó a uno de los propietarios de la pista, Tim Ritchie, su idea de hacer una réplica del gran salto que LaRocco tenía en “Kong”, la pista personal donde practicaba. LaRocco fue el primer rider en enfrentarse a ese obstáculo y, sorprendentemente, lo hizo con una 125; todo un hito que pocos riders de hoy en día se atreverían a hacer. De hecho, en el Red Bull RedBud National 2013, solo unos pocos riders de 250 se atrevieron con el salto de 40 metros. Eli Tomac, conocido por su estilo agresivo y temerario, ¡ni siquiera atrevió a hacerlo!

Obviamente, a pesar de todos los grandes avances que ha habido en la tecnología de cuatro tiempos, atreverse con este salto sigue siendo algo muy intimidante. No es para menos, porque además hay que subir una cuesta muy grande que desemboca en una curva de 180 grados. Es tan alta y empinada que llegar a pie hasta ahí arriba es prácticamente imposible. Para complicar aún más las cosas, debemos tener en cuenta que se trata de Uphill, es decir, tras el salto hay que caer a una altura mucho más alta que la del punto de partida. Es algo único, algo crucial que puede terminar con un resultado nefasto si un rider no consigue llegar lo suficientemente lejos con su salto.

El LaRocco's Leap forma parte de esta histórica pista.
El LaRocco’s Leap es © Simon Cudby/KTM/Red Bull Content Pool

Tan intimidante como es, la mayoría de los riders te dirán que el secreto del salto no está en tener una buena habilidad al manillar sino en tener un par de pelotas bien puestas y correr el riesgo de perderlas si el rider cae unos metros antes de donde tiene que hacerlo.

“Es un salto bastante fácil, lo que pasa es que es muy abierto. No necesitas ningún tipo de técnica ni nada parecido”, dice Phil Nicoleti, del equipo N-Fab TiLUBE Yamaha. Kyle Cunningham, de Metal Mulisha Myplash Star Racing Yamaha, añade: “Es un salto divertidísimo. Si vas pilotando bien, es bastante fácil conseguirlo. No tienes que pensártelo, tienes que llegar ahí arriba y saltar lo más lejos que puedas”.

Los valientes que se deciden a realizar el salto reciben como premio toda una cantidad de ovaciones a pleno pulmón por parte de los fans que se agolpan en la hierba, justo después del salto, para animar a los aventureros.

¿Y qué es lo que dice LaRocco, la primera persona que consiguió realizar ese famoso salto, hace 20 años, al respecto?

“Es muy especial volver aquí cada año y escuchar de nuevo a la gente”, dice LaRocco con una sonrisa. “No me apetece demasiado volver a saltarlo, aunque yo creo que aún podría conseguirlo”.

read more about
Next Story