Una charla rápida con Kris Meeke

Tras 18 meses de ausencia, Kris Meeke vuelve a la primera fila en el WRC y el Euro Rallycross.
Meeke con el 208 Supercar de Albatec en Loheac
Por Carl McKellar

¿No querías caldo? ¡Pues toma siete tazas! Atención al menú que se le presenta al norirlandés Kris Meeke, que viene bien cargadito.

Tras sufrir la crueldad de quedarse sin coche cuando el programa de MINI en el Mundial de Rallies se canceló a finales de 2011 (acababa de lograr el cuarto puesto en el Rally de Gran Bretaña), este excampeón de Europa de Rallies (IRC) parece que por fin va a volver a la competición.

De hecho, a Meeke se le acumula el trabajo. En primer lugar, acaba de cumplir 34 años y de casarse. En breve le llegará la oportunidad de correr junto a Mikko Hirvonen y Dani Sordo en el equipo oficial Citroën WRC en el Rally de Finlandia (3 y 4 de agosto). Y a finales de agosto debutará en el campeonato europeo de Rallycross con el Peugeot 208 Supercar de 600 caballos del equipo Albatec. Justamente hablamos con él mientras probaba.

Meeke prueba el Peugeot

Meeke habla para redbull.com: “¡Venís a verme y hace apenas unos minutos que terminé los primeros entrenamientos con ese bicho! Lo único que se me ocurre decir ahora mismo es… ¡viva la madre que me parió! 600 caballos, diferenciales bloqueados, 7500 rpm para tomar la salida y en cuento le das caña ya estás en segunda y enseguida en tercera. Es tremendo, tre-men-do”.


Rallycross es algo distinto de los rallies, en las mangas clasificatorias pueden llegar a la primera curva cinco coches emparejados tras la salida y cosas así, ¿no?

“Es verdad, el secreto de este asunto va a estar en las salidas. Cuando era pequeño gané unas cuantas cosas en los karts y competí con MINI en el circuito de Paul Ricard cuando era piloto suyo en el WRC, pero nada que fuese como esto. Cuando tenga a otros cuatro tipos pegaditos y todos estemos peleando rueda a rueda por el mismo trocito de asfalto, sobre todo con estos coches, ¡eso va a ser la leche!”

“Pero es que las oportunidades como esta hay que tomárselas en serio. Tengo un coche muy bueno y estoy en un equipo muy profesional. Si pensase que todo esto es un proyecto a medias, un tanto aguado, ni se me pasaría por la cabeza embarcarme en él".

El Citroën DS3 oficial espera a Meeke en Finlandia © McKlein

Pero primero viene el Rally de Finlandia y la oportunidad de volver al Mundial de Rallies…
“Que Citroën te pida que corras con ellos en el Rally de Finlandia es como si te llama Ferrari para correr en Mónaco con un F1. Habrá gente que se espere un resultado bueno y solvente; otros solo pensarán en que marquemos tiempos rápidos, sin más. Ahí lucharé yo contra el cronómetro. Lo que tengo que hacer es concentrarme y hacerlo lo mejor posible, teniendo en cuenta algunos objetivos que marca Citroën”.

“Este año Sébastien Loeb dijo que se iba a sentir un poquito oxidado por haber faltado a dos rallies tras una carrera deportiva de diez años. Yo solamente competí en seis pruebas y luego he estado fuera durante 18 meses. Claro, un buen resultado podría abrir muchas puertas, pero hay que saber gestionar las expectativas”.
 

Meeke camino de ser cuarto con MINI en GB 2011 © McKlein

Bueno, ¿qué te parece, te ha cambiado por fin la fortuna?
“Desde 2011 he competido muy poco, me ha costado mucho volver. He estado profundizando y mejorando mi relación con PSA (Peugeot-Citroën). He estado trabajando en el desarrollo de coches de rally para clientes de ambas marcas, especialmente con el Peugeot 208 T16. Estuve pilotándolo como coche cero del Rally de Ypres en el Campeonato de Europa de Rallies. Thierry Neuville salía ahí con el Ford Fiesta R5 de M-Sport y después de 80 kilómetros de tramos solamente nos separaban 0,6 segundos”.

“Para mí, la máxima prioridad es conseguir un volante en el WRC. El año pasado no hice casi nada, así que ahora me he concentrado mejor y toca trabajar duro. Esperemos que la estrategia que he asumido para 2012 empiece a dar resultados”.

read more about
Next Story