Vídeo: Jari-Matti Latvala en un Audi Quattro WRC

El finés, piloto de VW, se pone al volante de una de sus máquinas favoritas, sin parar de sonreír.
© Rando Kall/Becs Williams/WRC Live
Por Carl McKellar

Este fin de semana, la historia de amor infantil de Jari-Matti Latvala con la historia del Mundial de Rallies vivirá un nuevo episodio y nosotros lo veremos pilotar uno de los coches más míticos de la historia del campeonato en el Rally de Estonia: un Audi Quattro de los primeros ochenta.

Latvala se propone ganar la categoría de coches históricos de este evento por segundo año consecutivo. En 2012 ya triunfó con su propio Ford Escort Mk2 de tracción trasera.

Doce meses más tarde, sin embargo, le veremos al volante de un Audi Quattro de 1982 con la especificación del Grupo 4. A los mandos de esta bestia se sentaron antes figuras como Hannu Mikkola, Stig Blomqvist y Michele Mouton. El coche conserva incluso los colores originales de fábrica.

Quattro de Hannu Mikkola en el Rally GB (RAC) 1982 © McKlein

La oportunidad apareció dado que Audi es la marca hermana de VW, cuyo Polo R es el coche de este piloto en el Mundial de Rallies. Actualmente ocupa el segundo lugar en la clasificación, por detrás de su compañero de equipo Sébastien Ogier. La próxima cita del calendario se corre en casa: el Rally de Finlandia (1-3 de agosto).

Haz clic aquí si quieres ver a Latvala dándole caña al Quattro en Estonia y te gustaría saber qué le parece el coche.

Si lo que te apetece es ver imágenes tomadas a bordo y vivir cómo se abordan las curvas al estilo escandinavo haz clic aquí. Desde luego, con el cambio manual y la caja de cambios en H queda bastante lejos del moderno sistema de cambio secuencial que lleva en el Polo.

Jari-Matti tiene sed de champán, sed de victorias © McKlein

Por supuesto, este es el Quattro que cambió para siempre el panorama de los rallies, ya que fue el primero en incorporar la tecnología de tracción a las cuatro ruedas. En 1982 ganó tres pruebas del Mundial y en el 82 otras siete, con Mouton a las puertas del título de pilotos y Audi como campeón de constructores.

Sin duda, es un coche que le encantaría tener en su colección privada, que se expone en el museo propio que tiene en su ciudad natal, Tuuri.

Latvala lo admite: pilotar el Quattro en Estonia será como hacer realidad un sueño de su infancia, pero tendrá que andarse con cuidado: el Escort sí era suyo, ¡pero el Audi es prestado!

read more about
Next Story