El Citroën RX de Timur Timerzyanov, una bestia

Timur Timerzyanov, bicampeón europeo de rallycross, nos presenta su Citroën Supercar.
© Pic: Rallycrossworld.com/Vid: Steven Clarey
Por Carl McKellar

Un monstruo diseñado para competir a lo Mad Max, con 550 caballos de potencia, capaz de pasar de 0 a 100 en 2,5 segundos y equipado con chasis y carrocería de alta tecnología: los Supercar de rallycross figuran entre las máquinas más salvajes del mundo del motor. Hoy te ofrecemos un vistazo a las tripas de uno de los modelos punteros, la flor y nata de la temporada 2013: el Citroën DS3 de Timur Timerzyanov, preparado por Hansen Motorsports.

¿Dos palancas de cambios?
Timur Timerzyanov: “Es que la primera es la normal, de seis marchas y marcha atrás. La segunda en realidad es el freno de mano. No tenemos un diferencial central, así que montamos un freno de mano con embrague en el árbol de transmisión, es un sistema algo especial”.

¿Arrancas con el freno de mano?
“No, en la salida no lo toco. En su lugar, usamos un sistema de bloqueo eléctrico especial, un botón 'todo en uno' que está en el volante. Bloquea los frenos y me permite meter primera y pisar a fondo, hasta unas 7800 rpm. Pero el coche se queda quieto y no se mueve hasta que le doy al botón cuando el semáforo se pone en verde. Ahí salimos disparados. El freno de mano se usa en las curvas con poco agarre, para cambiar la dirección del coche. Es como un puntero, ¡una auténtica palanca de dirección!”

Un bloque diesel de 160 pasa a 550 caballos © Tom Banks

Panel del salpicadero
“Todos los sensores del motor envían sus señales a la ECU y las lecturas que nos interesan aparecen en el tablero de instrumentos del salpicadero. Ahí puedo ver los tiempos por vuelta, las revoluciones del motor y algunos testigos luminosos de aviso. Además me permite cambiar el mapeado del motor".

El escape, al rojo vivo
“Se pone al rojo vivo en las salidas, mientras se calienta el catalizador. Entonces es cuando escupe llamas, cuando le damos caña al acelerador. Se trata de combustible sobrante, que se quema. Utilizamos el combustible de sobra para refrigerar el motor o para compensar la demora del turbo, para mantener la aceleración siempre al máximo”.

La sofisticada caja antivuelco aporta rigidez © Tom Banks

Combustible
“No es muy distinto del que venden en las gasolineras, pero tiene 102 octanos. Esto consume unos seis litros por cada 10 km. Los depósitos solamente tienen unos 20 litros de capacidad, para reducir el peso y también por motivos de seguridad”.

Frenos y suspensión
“Montamos discos de tan solo 310 mm para ahorrar peso, pero la potencia de frenada es tremenda. La suspensión es un área clave. Junto con el sistema de freno, la tracción y las fuerzas laterales que sufre el coche dependen mucho de la suspensión. Lo que interesa es mantener siempre las ruedas en contacto pleno con la pista. Un amortiguador básico para una sola rueda ronda los 4000 €, pero luego hay que contar con el desarrollo. Hay millones de posibilidades distintas de configuración, siempre hay detalles nuevos que aprender”.

El DS3 se transforma en un monstruo de la pista © Tom Banks

Ruedas y neumáticos
“Montamos ruedas Speedline. Están diseñadas para absorber las fuerzas y las tensiones que produce el firme, pero también para ser flexibles. Las gomas son Cooper de 17 pulgadas, un modelo muy especial, fabricado totalmente a mano”.

Caja antivuelco
“Es un elemento de seguridad, por supuesto, pero el diseño es muy complejo y también contribuye en buena medida a que el coche se comporte bien. Los tubos acaban integrándose en los puntos de suspensión, esa es la idea. Lo ideal es que el chasis sea lo más rígido posible, pero siempre hay cierto grado de flexibilidad”.

La suspensión, un área clave y muy sensible © Tom Banks

Carrocería
“Las aletas y la puerta del copiloto son de kevlar de carbono, pero el grosor no puede superar los 2 mm. Se diseñan para que absorban los impactos laterales, pero también para que los mecánicos puedan sustituirlas rápidamente. La puerta del piloto tiene que ser totalmente estándar, por motivos de seguridad, así que es bastante pesada”.

Motor
“Nuestro motor se basa en un bloque diesel de dos litros de Citroën que rinde unos 160 caballos en carretera. ¡Pero ORECA, nuestro especialista en motores, lo afina para que llegue casi a los 600 caballos! Por ejemplo, monta un cigüeñal especial. El estrangulador del aire es de 45 mm como máximo y necesitas una buena ECU para que la inyección de combustible sea perfecta. Cada dos pruebas, el motor se desmonta y reconstruye por completo”.

read more about
Next Story