Vídeo: Walker gana la Beach Race del Sea to Sky

El Red Bull Sea to Sky arrancó a lo grande y Jonny Walker ganó en el sector playero.
© Robert Lynn
Por Robert Lynn

Este año el formato de la competición ha cambiado, así que la Beach Race se divide en dos partes. Por la mañana, 110 pilotos de 18 países entraron en competición para calificarse de cara a la final de la tarde. Se trataba de dar dos vueltas cronometradas al circuito para determinar el orden de salida de la final, donde tomarían parte 75 competidores. Walker fue el más fuerte y se hizo con la pole.

A las cuatro de la tarde, hora local, los pilotos se alinearon en la playa para tomar la salida, al estilo Le Mans. Y por segundo año consecutivo fue el español Xavi Galindo quien tomó la delantera con el holeshot. Así consiguió evitar el apelotonamiento que se formó detrás y trató de abrir hueco, pero tanto Walker como Alfredo Gómez se le pegaron a los talones y pronto lo dejaron atrás. Sin embargo, sí sería capaz de retener el tercer puesto hasta la línea de meta.

Jonny Walker, un tío muy playero
Jonny Walker, un tío muy playero © Robert Lynn

Por su parte, Walker salía entre los cinco primeros y se colocó en cabeza al inicio de la segunda vuelta. El joven británico se sentía a gusto en la arena, muy profunda y nada compacta, circunstancia que aprovechó: no dejó escapar la victoria.

“En serio, estoy muy contento de ganar la Beach Race por tercer año consecutivo”, señalaba. “No salí nada mal, iba quinto, pero luego apreté y me puse líder. Una vez hecho eso, todo consistía en rodar bien seguro para ganar. Por momentos fue un asunto delicado, pero eso sí, ¡muy divertido!”

En cuanto se situó segundo, Gómez apretó para intentar cerrar el hueco abierto por Walker. Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, no consiguió recortar los ocho segundos perdidos con el piloto de KTM. Durante los más de 20 minutos de la última vuelta ambos corrieron al mismo ritmo, de modo que finalmente Gómez terminaría por entrar segundo en meta, por detrás de Walker.

Homero Díaz remontó tras una mala salida
Homero Díaz recuperó posiciones tras salir mal © Robert Lynn

Galindo compitió de manera muy inteligente y elegante para asegurarse el tercer puesto, mientras que el cuarto sería para el mexicano Homero Díaz. Había protagonizado una salida desastrosa y se pasó la mayor parte de la carrera adelantando rivales hasta acercarse a la cabeza.

“Salí fatal, me quedé encerrado en la cola del grupo”, comentaba el propio Díaz. “No tenía ni idea de en qué posición iba, pero en la arena me encontré a gusto, me gustan las superficies ligeras y poco compactas".

"Apreté cuando pude y fui adelantando a todos los pilotos que alcanzaba. Ni siquiera sabía que había terminado cuarto hasta que me lo dijeron al acabar la carrera”.

La batalla de la playa
La batalla de la playa © Robert Lynn

Andreas Lettenbichler también sufrió una mala salida y tuvo que remontar hasta situarse entre los puestos de cabeza a mitad de carrera. Pero las durísimas condiciones que presentaba la arena dejaron al piloto de Husqvarna sin respuesta ante Díaz en el tramo final de la carrera, así que tuvo que conformarse con la quinta plaza.

Los británicos Paul Bolton (tercero en 2012) y Andrew Noakley acabaron sexto y séptimo respectivamente, con el alemán Rene Dietrich en el octavo lugar. A pesar de que él mismo afirmaba que no le gustaba la Beach Race, el vigente campeón de la prueba, Graham Jarvis, acabó noveno, seguido de Harry Neumayr.

El sábado sería el siguiente capítulo del Red Bull Sea to Sky: el tramo boscoso de Forest Race.

read more about
Next Story