Vídeo: las memorias de Sebastien Loeb; 2ª parte

El nueve veces campeón del Mundo nos habla de cuatro carreras más que han marcado su trayectoria.
Loeb se acostumbró a celebrar victorias en Japón
Loeb se acostumbró a celebrar victorias en Japón © Citroen Racing
Por Carl McKellar

Japón 2008

“Ya habíamos ganado dos campeonatos del mundo en Japón, y sabíamos que Sapporo no era el mejor lugar para las celebraciones después del rally. Así que volamos a Tokio el domingo a la tarde. Durante el transbordo entre los dos aeropuertos, desviamos el autobús al centro de la ciudad. El pobre chófer tuvo que esperarnos durante tres horas en doble fila en Roppongi, el barrio de Tokio con más ambiente nocturno. Aquella noche bebimos mucho y a algunos les sentó mal… ¡Estoy convencido que la culpa fue de la menta que utilizaron para hacer los mojitos, que no estaba fresca! Seguramente algunos periodistas hubieran podido confirmar este extremo… de nos ser porque estaban muy “cansados y emocionados”. No hace falta decir que le vuelo de vuelta a París fue muy tranquilo.”

Argentina 2008
 

“Siempre hemos hecho buenos resultados en Argentina, pero lo que nos gusta sobretodo es el ambiente, los paisajes y las famosas barbacoas que tanto le gustan a Daniel (Elena, copiloto). Aquél año, y a través de la filial argentina de Citroen, tuve a Diego Maradona de copiloto. Cuando empezamos a conducir por la carretera, Maradona estaba muy emocionado porqué creía que todos esos espectadores estaban allí para verle a él. Pero con esos asientos tan bajos y los cristales tintados nadie podía verle. Como yo no hablo español, y su inglés era muy limitado, no se lo podía explicar. Cuando regresamos y se bajó del C4 la histeria del público fue total. Y entonces sí que era por él.”

Noruega 2009
 

“A pesar de que ya había ganado el Rally de Suecia en 2004, este es el rally de invierno del que me siento más orgulloso. Las condiciones fueron perfectas. Teníamos una buena capa de hielo cubierta por nieve compactada, y bancos de nieve a los lados lo suficientemente duros como para apoyarte en ellos en las curvas. Una vez más tuve una lucha muy intensa con Mikko, de principio a fin. Ninguno de los dos cometió ningún error, y acabamos con solo diez segundos de diferencia.”

Acrópolis 2009
 

“¡Sin lugar a dudas es donde hemos sufrido nuestro accidente más importante! Como suele pasar fue a causa de un lapsus de concentración momentáneo, y el coche empezó a dar vueltas de campana. Después del accidente fui a buscar mi móvil. Tuve suerte y seguía estando en el pequeño compartimento de la puerta donde suelo guardarlo. ¡Lo complicado fue encontrar la puerta, que estaba en algún lugar del prado! Ese accidente tuvo bastantes consecuencias, y a partir de ese momento sufrimos una racha de resultados más bien pobres. ¡Acabamos ganando el título por un punto en Gales!”

read more about
Next Story