El colofón soñado de Ogier en Francia: ¡campeón!

El nuevo Campeón se corona en casa, mientras el anterior rey, Loeb, dice adiós con un accidente.
© McKlein Image Database
Por Carl McKellar

Sébastien Ogier festejó su primer título de Campeón del Mundo de Rallies en el marco perfecto, tras ganar en casa y ante su público en el Rally de Francia.

Por su parte, la despedida del nueve veces campeón Loeb de esta disciplina fue menos lucida, ya que un accidente lo obligó a retirarse cuando peleaba por la victoria.

Ogier, la estrella de Volkswagen, fue uno de los cuatro pilotos de cabeza que afrontaron los tramos del domingo en un pañuelo de apenas cinco segundos.

Apretó desde el primer momento y marcó los dos mejores tiempos del principio para asumir el liderato, que ya no cedería jamás. Acabó llegando a meta con 12,2 segundos de ventaja, para cruzar bajo la bandera a cuadros en la localidad natal de Loeb, Haguenau.

Mucha gente contaba con una victoria de Loeb, pero cuando tan solo llevaba recorrido un kilómetro del tramo matutino inicial, perdió el control del Citroën en medio de un aguacero fenomental y se salió de la carretera a gran velocidad.

El segundo puesto, con todo, sería para Citroën, concretamente para el pilotado por Dani Sordo, que se lo arrebató a Jari-Matti Latvala, compañero de equipo de Ogier.

Cuarto fue Thierry Neuville, piloto de M-Sport Ford, que llegó a ir líder pero cayó de la primera plaza tras sufrir un pinchado el sábado.

Por su parte, el expiloto de F1 Robert Kubica ganó cómodamente en la categoría WRC2 con su Citroën, por delante de Elfyn Evans de M-Sport, que marchaba por detrás tras perder tiempo por otro pinchazo en los compases iniciales, pero que después fue capaz de sostener el ritmo del polaco.

Aquí tienes los resultados finales.

Y aquí, la clasificación del Mundial.

read more about
Next Story