Vídeo: Ogier, campeón del WRC, repasa el 2013

El francés reflexiona sobre su imponente actuación en el primer año con Volkswagen.
© Volkswagen Motorsport
Por Greg Stuart

Sébastien Ogier se habrá planteado más de una vez el punto de inflexión que alcanzó su carrera deportiva a mediados de la temporada 2012 del Mundial de Rallies.

Tras haberse formado e ir ascendiendo peldaño a peldaño por las categorías inferiores de Citroën, en 2011 le ofrecieron el volante de un coche oficial. Formaría así como compañero de Sébastien Loeb en el equipo de la marca. Pero tan solo una temporada más tarde, Ogier salió del equipo en medio de un clima enrarecido y bastante agrio. Saltó a Volkswagen, como punta de lanza del proyecto de la marca alemana, que quería reverdecer laureles en el WRC.

Desde luego, se tuvo que tragar un sapo: competir con el Skoda Fabia S2000 y conformarse con sus limitadas prestaciones durante todo un año. Mientras tanto, Volkswagen preparaba el Polo R WRC para 2013.

No hubo sorpresas; Ogier terminó hundido en el décimo puesto de la general en 2012. Con Citroën había sido tercero en 2011.

“Fue un año muy largo, algo frustrante, porque no podía pelear por las victorias”, explicó Ogier a Redbull.com antes de que arrancase la temporada 2013. “Pero lo acepté, yo pensaba en el futuro”.

Y la inversión le rindió sus buenos dividendos, ya que en el Mundial 2013 sumó nueve victorias y se adjudicó el título en el primer año del Polo R WRC en el WRC.

Redbull.com se reunió con Ogier para que nos contase su perspectiva del campeonato, una temporada inolvidable para él.

¿Quieres más información sobre el WRC? Pues entra en nuestra sección especial sobre rallies.

read more about
Next Story