Sébastien Ogier en el Rally GB – Gales: Ayer y hoy

Recordamos el debut en 2008 del piloto francés tras su victoria la semana pasada allí mismo.
Sébastien Ogier compitiendo en el Rally de Gran Bretaña - Gales 2008 a los mandos de un Citroën C4 WRC.
Sébastien Ogier en el Rally GB - Gales 2013
Por Richard Rodgers

Sébastien Ogier sumó nueve victorias en las 13 pruebas de Mundial de Rallies de este año y lideró el Rally de Gran Bretaña – Gales de principio a fin. Pero el propio piloto de Volkswagen ha reconocido que la cita británica del Mundial no siempre se le ha dado así de bien. Especialmente en el caso de su primera visita a los bosques galeses, hace ahora cinco años.

Ayer: Rally de Gran Bretaña – Gales 2008

Ogier llegó a Gales a primeros de diciembre de 2008 para correr por primera vez el Rally de Gran Bretaña – Gales con la vitola de Campeón del Mundo júnior, que se había adjudicado al sol de Córcega a mediados de octubre. En Gales le esperaba un cielo permanentemente encapotado, pero Ogier estaba en una forma sensacional y lideró la prueba con su Citroën C4 WRC. Eso sí, él mismo admitió que el fenomenal ritmo de los tramos helados era debido en buena medida a la posición en que salía, puesto que le permitía seguir las trazadas de los pilotos anteriores y aprovechar la mejoría en el agarre del suelo que ellos habían labrado.

Pero un trompo y la rotura de la tercera velocidad lo relegarían a la octava plaza de la general cuando tocó hacer noche en Cardiff. Eso fue el viernes por la noche, pero el sábado no lograría recuperar terreno. Finalmente, a sus 24 años, haría volcar el coche y se vería obligado a retirarse en el tramo inicial de la jornada, tras pisar una placa de hielo en medio de una curva a izquierdas. El domingo volvió a tomar la salida y finalmente terminó en el 26º puesto de la clasificación final. No fue, desde luego, el debut con el que soñaba para este legendario rally.

Hoy: Rally de Gran Bretaña – Gales 2013

Una vez más, Ogier se presentaba en Gales con los laureles del campeón, tras haberse proclamado ganador del título delante de sus compatriotas en el Rally de Francia – Alsacia. Ya tenía el trofeo en el bolsillo, pero no le apetecía relajarse lo más mínimo. Así que salió a por todas, ganó el tramo de calificación y se puso líder de inmediato. Ya no se apearía de esa posición en toda la prueba.

Sébastien Ogier a los mandos del Volkswagen Polo R WRC en el tramo especial de Chirk Castle, en el Rally de Gran Bretaña - Gales 2013.
El Rally de GB - Gales 2013 le salió mucho mejor © McKlein Image Database

Ogier no sufrió contratiempo alguno ni cometió errores en los 22 tramos, a pesar del riesgo que presentan las secciones más boscosas y su firme tan resbaladizo. Tampoco le afectó la presión que ejerció su compañero de VW Jari-Matti Latvala, que apretó en los últimos tramos del sábado. Al final, el francés se llevó la victoria con 20 segundos de ventaja sobre Latvala, culminando así una actuación fantástica en la temporada del regreso de Volkswagen al WRC. De paso, cimentaba su reputación como candidato de referencia a los títulos en la era posterior a Loeb.

¿Tienes más ganas de rallies? Pues entra en nuestra sección especial.

read more about
Next Story