Red Bull SMG Buggy: la máquina perfecta para Dakar

Revelamos el buggy de tracción trasera de Carlos Sainz para el próximo Dakar en Sudamérica.
Buggy del equipo Red Bull SMG Rally
Buggy del equipo Red Bull SMG Rally © David Robinson/Red Bull Content Pool
Por David Robinson

No hay quien pare a Carlos Sainz. Con 27 victorias en el WRC y dos títulos de esta disciplina, además de una victoria del Dakar bajo el brazo, es una fuerza a tener en cuenta en el mundo del offroad. ¿Pero qué más podría hacer ahora? ¿Por qué no competir en el Rally Dakar con un vehículo de otra categoría, solo para demostrar lo bueno que eres?

El deseo de Carlos de dominar todas las facetas de la competición de rally ha dado pie a esto, el prototipo del SMG Dakar construído en Francia.

El deseo de Carlos de dominar todas las facetas de la competición de rally ha dado pie a esto, el prototipo del SMG Dakar construído en Francia. Aunque consiguió su anterior victoria en 2010 al volante de un Volkswagen Touareg construído expresamente, este pertenecía a la categoría de coche 4x4 diesel. Este SMG, por otro lado, transforma el combustible en potencia a través de solo dos ruedas.

Con un par de 68 mkg, nunca te faltará potencia para abrirte camino a través de las dunas de Sudamérica.

Aplicar los 420 caballos de potencia a las ruedas traseras en uno de los terrenos más hostiles del mundo requiere un estilo de conducción completamente diferente al de un vehículo 4x4, pero esto no será problema para Sainz, que cuenta con 27 años de experiencia a sus espaldas. Con un par de 68 mkg, nunca te faltará potencia para abrirte camino a través de las dunas de Sudamérica.

Nos montamos en el nuevo buggy de Carlos Sainz
Nos montamos en el nuevo buggy de Carlos Sainz © David Robinson/Red Bull Content Pool

Construído a mano con aluminio tubular y recubierto de fibra de carbono, este coche de 1400 kg está listo para competir. El motor está ubicado detrás de la cabina, de modo que el peso se distribuye más fácilmente hacia la parte trasera y proporciona mayor tracción en las superficies más complicadas del recorrido. Por su tracción trasera, el vehículo también cuenta con ventaja en cuanto al peso frente a sus rivales 4x4, ya que no necesita aparatosos árboles de transmisión y pesados diferenciales, y permite avanzar sobre el terreno con un poco más de energía.

Construído a mano con aluminio tubular y recubierto de fibra de carbono, este coche de 1400 kg está listo para competir.

Cada centímetro de este coche grita "construído para ganar". No tiene demasiadas comodidades; si no te ayuda a ir rápido, no está incluido. Aparte del volante, los pedales y el cambio secuencial, cuenta con un panel lleno de interruptores para controlar los sistemas de seguridad y el gato integrado (en caso de pinchazo o por si, inevitablemente, acabas metido hasta el fondo en una duna de arena).

Cada centímetro de este coche grita "construído para ganar"

Frente al copiloto se encuentra el equipo de navegación, compuesto por un registro de GPS para los organizadores y el glorificado Tom Tom, que solo se activa a 200 m de tu próximo punto de ruta. El resto de la navegación se deduce a partir del libro de ruta, que solo recibes la noche antes de la siguiente etapa.

Programa los controles hacia el corazón del sol
Programa los controles hacia el corazón del sol © David Robinson/Red Bull Content Pool

También cuentas a bordo con un juego completo de piezas para poder seguir adelante en el caso de que se te rompa algo por el camino. Puesto que tu vehículo de apoyo solo está autorizado a ayudarte al final de cada etapa, los pilotos tendrán que arreglar ellos mismos todo lo que se averíe. Es posible, además, montar un par de ruedas de repuesto en la parte trasera, así como varios componentes de la suspensión y la transmisión.

Es posible montar un par de ruedas de repuesto en la parte trasera, así como varios componentes de la suspensión y la transmisión.

Para aplicar toda su potencia sobre carretera/arena/rocas/lecho, lleva un juego de ruedas de 17/37/12,50 pulgadas, con una enorme sección transversal para ayudar a distrubuir el peso sobre las superficies sueltas a lo largo de la ruta de 8500 km, además de una suspensión con un recorrido de 450 mm para absober todo tipo de obstáculos y aterrizajes. La frenada se realiza a través de resistentes rotores metálicos.

Desde luego, este artilugio hay que verlo para creerlo, y una vez que lo has visto, no te cabe duda de que, con Sainz al volante, no tendrá problemas para imponerse en su categoría.

¿Quieres más Rally Dakar?

read more about
Next Story