Imperial Toyota Hilux: una máquina para el Dakar

Los últimos años de Imperial Toyota en el Dakar hacen de él un rival a tener en cuenta para 2014.
Camino de otro podio en el Dakar
Camino de otro podio en el Dakar © Tyrone Bradley/Red Bull Content Pool
Por Tim Sturtridge

El director del equipo Imperial Toyota, Glyn Hall, conoce a Giniel de Villiers desde hace unos 20 años. A lo largo de los dos últimos años, Glyn ha terminado desarrollando coches para Giniel y su copiloto, Dirk von Zitzewitz. Ambos consiguieron subirse al podio del Dakar en esas dos ocasiones. Glyn nos cuenta cuáles han sido los últimos cambios que le han hecho a su Toyota Hilux Pickup para que Giniel tenga todo a punto y pueda repetir su victoria en el Rally Dakar de 2009…

RedBull.com: ¿Cómo lleváis el Rally Dakar 2014?

Glyn Hall: A lo que nos dedicamos todo el equipo ahora es a trabajar duro sin parar. Nos hemos puesto unos objetivos para poder mejorar el coche y llevamos trabajando todo el año para poder alcanzarlos.

No podemos permitirnos un presupuesto de lujo: cada céntimo es importante.

Nuestros resultados en las dos últimas ediciones del Dakar han sido buenos pero no quiero pensar demasiado en ello. No podemos desviar nuestra atención porque, cada año, la carrera es algo completamente nuevo.

© Marcelo Maragni/Red Bull Content Pool

RB: Entonces, ¿qué puedes decirnos del coche que vais a mandar a Sudamérica para la carrera?

GH: Tenemos un motor que escogimos después de probar tres diferentes y ver cuál se adecuada mejor. Al final, nos quedamos con el más potente que tenía Toyota. Se revoluciona un poco más que la mayoría de los del Dakar pero no tenemos pensado atravesar muchas dunas. Esperamos más partes con grava para que así podamos meterle caña al coche pero que aun así no pierda potencia. Además, hemos mejorado bastante el consumo del motor y la respuesta del motor. Nos hemos tirado cientos de horas, literalmente, poniendo a punto y desarrollando.

Nos quedamos con el más potente que tenía Toyota.

RB: El nuevo motor parece una pieza bastante impresionante de todo el conjunto. ¿Qué más ha cambiado?

GH: Hemos revisado cada uno de los aspectos del coche de la última carrera y le hemos hecho un montón de ajustes. El tubo de escape es una de las zonas donde más hemos trabajado. Aunque la normativa de la carrera es bastante estricta, aún hay alguna zona en la que podemos seguir desarrollando. Desde el año pasado, también hemos trabajado en nuestro propio sistema de suspensión trasero. Giniel fue capaz de hacerlo muy bien en arena fina por lo que quisimos mejorar lo que podríamos hacer sobre grava.

Giniel pasa sobre una zona mojada en una sesión de pruebas en África
Giniel pasa sobre una zona mojada en África © Tyrone Bradley/Red Bull Content Pool

RB: Hay rumores que dicen que Giniel y Dirk llevaban pidiéndoos un ajuste en el coche desde hace dos Dakar…

GH: Instalar un equipo de aire acondicionado era una de las prioridades de la lista desde que empezaron a conducir el coche. Ha estado bien poder complacerles porque no era nada problemático. Pudimos mantener oculto todo lo del aire acondicionado hasta que se metieron en el coche para unas pruebas en Namibia. Giniel se pasó el día con una sonrisa de oreja a oreja.

Cada año es una carrera completamente nueva.

RB: ¿Cómo dirías que es tu relación con Giniel?

GR: Tenemos una relación muy buena que se remonta a hace 20 años. Giniel sabe lo que quiere por lo que podemos hablar de todo con facilidad. No podemos permitirnos un presupuesto de lujo: cada céntimo es importante; Giniel lo valora y se lo toma con humor. Tenemos suerte de que el equipo tenga un ambiente tan familiar con cada uno de los que lo formamos. Estoy seguro de que los resultados tan buenos que hemos conseguido han ayudado a que podamos trabajar con una sonrisa en la cara. Supongo que la mejor manera de mantenerla es seguir cosechando más buenos resultados.

¿Quieres saber más cosas del Rally Dakar?

read more about
Next Story