Lo mejor del Dakar en Sudamérica, en fotos

Desde que se mudó a Sudamérica, el rally raid más exigente del mundo sigue forzando los límites.
Por Tim Sturtridge
Un consejo: usa tu teclado para ir de foto a foto
Llegan las montañas
Llegan las montañas
Llegan las montañas Cuando el Dakar debutó en tierras sudamericanas, los Andes no tardaron en cobrar protagonismo en la carrera. Aquí tenemos al ganador en coches de 2009, Giniel De Villiers, preparándose para poner a prueba su máquina y sus habilidades a gran altitud. © Volkswagen Motorsport/Red Bull Content Pool
Adelante, siempre adelante
Adelante, siempre adelante
Adelante, siempre adelante Los vehículos de apoyo también se las ven y se las desean para superar la dureza del terreno al seguir la carrera por las pistas reservadas generalmente para la industria minera chilena. Por si fuera poco con rocas y grava, los cactus de las cunetas suponen un gran riesgo de sufrir pinchazos. © Volkswagen Motorsport/Red Bull Content Pool
Para triunfar hay que tirarse al barro
Para triunfar hay que tirarse al barro
Para triunfar hay que tirarse al barro El recorrido del Dakar en Argentina 2010, muy al estilo del Mundial de Rallies, fue una gran ayuda para que Carlos Sainz, ganador a la postre, abriese un hueco insalvable distanciándose de sus rivales. © Marcelo Maragni/Red Bull Content Pool
Arena, arena y más arena
Arena, arena y más arena
Arena, arena y más arena El desierto de Atacama es un lugar inhóspito e implacable, con mil kilómetros de longitud, cubierto de arenas apenas besadas por un puñado de gotas de lluvia al año. Con todos estos factores, es el escenario ideal para el raid más duro del mundo. © Marcelo Maragni/Red Bull Content Pool
Contra viento y marea
Contra viento y marea
Contra viento y marea Una poderosa bestia azul del equipo Kamaz Master en acción en Río Cuarto, en la provincia argentina de Entre Ríos, durante la primera etapa del Rally Dakar 2011. © Marcelo Maragni/Red Bull Content Pool
Unas viejas conocidas: las dunas
Unas viejas conocidas: las dunas
Unas viejas conocidas: las dunas Cuando se corría en África, todo el mundo peleaba por evitar la arena fesh fesh, tan fina que parece un suelo firme, pero es capaz de tragarse los vehículos como si fuese lodo. Ahora ya conocemos a su prima americana la arena guadel, que se cobra víctimas desde 2009. © Marcelo Maragni/Red Bull Content Pool
Tocando el cielo con los dedos
Tocando el cielo con los dedos
Tocando el cielo con los dedos Entre las complicaciones del terreno del Dakar 2012 estaba el Paso de San Francisco, que une Argentina y Chile, un puerto de montaña que se encuentra a nada menos que 4800 metros de altitud sobre el nivel del mar. © Marcelo Maragni/Red Bull Content Pool
Un oasis en mitad del desierto
Un oasis en mitad del desierto
Un oasis en mitad del desierto Todos los caminos confluyeron en el vivac de Arequipa, en Perú, mientras los competidores se aproximaban a las últimas etapas del Rally Dakar 2012. © Marcelo Maragni/Red Bull Content Pool
Abriendo huella
Abriendo huella
Abriendo huella Cyril Despres navega a todo gas por las dunas de Perú, camino de su quinta victoria en motos. © Marcelo Maragni/Red Bull Content Pool
Pura emoción
Pura emoción
Pura emoción Así expresaba Eduard Nikolaev, del equipo Kamaz, sus sensaciones al ganar el Dakar por primera vez, escribiendo un nuevo capítulo en la saga de éxitos del equipo ruso. Era la décima victoria de los monstruos azules en este nuevo siglo. © Marcelo Maragni/Red Bull Content Pool
read more about
Next Story